VIOLENCIA INFANTIL

Estas son las CAUSAS que han provocado violencia de los padres hacia los niños durante la pandemia

La psicóloga dijo que los padres no tienen las herramientas adecuadas para saber cómo tratar, educar y qué mensajes darles a sus hijos

NACIONAL

·
Foto: Cuartoscuro

La psicóloga de niños, Elena Casa, explicó por qué no educar con golpes a los menores, luego de que la violencia infantil ha aumentado durante la pandemia de Covid-19.

En entrevista para Heraldo Radio en el “Informativo de Fin de Semana” con Sofía García y Alejandro Sánchez, la psicóloga dijo que los niños son vulnerables a la situación de violencia y, en muchas ocasiones, los padres no tienen las herramientas adecuadas para saber cómo tratar, qué mensajes darles y cómo educar a sus hijos.

Agregó que la pandemia ha traído muchos problemas económicos, estrés laboral, desempleo, entre otras, lo cual ha provocado los malos tratos y violencia hacia los infantes, ya que éstos han estado en casa con papás atareados, estresados durante la pandemia.

Casa indicó que ayudaría mucho ver al niño como un agente activo, involucrarlo y repartirle las tareas del hogar, enseñarle a hacer equipo, para que los padres puedan relacionarse de otra manera con sus hijos, así como promover el uso de espacios independientes, aunque sea un poco, la tensión baja considerablemente.

También mencionó que buscar actividades recreativas cuando sea posible dentro de casa o algo que ayude a vincularse como familia y dejando un poco el estrés que actualmente se vive.

Confirmó que las terapias de los niños han aumentado porque la socialización es parte vital del desarrollo, entonces al estar privados de esto por no poder ir a la escuela y convivir con sus compañeros, se ha notado sensación de aburrimiento, lo cual deriva en casos de depresión y ansiedad.

Añadió que los niños le ah expresado que se sienten cansados, estresados y no entienden qué pasa a su alrededor, de angustia, pérdidas y duelos familiares, y ahora, la expectativa del regreso a clases que tienen el deseo, pero también temor de volver a las aulas.

“Se ve como un proceso donde está viendo qué va a pasar con su vida”, señaló.

Aseguró que el peso de las palabras de los papás es enorme en los niños, ya que ellos van formando su identidad, la cual se formó a través de los ejemplos que les dan en casa y de las cosas que les dicen, generando así el autoconcepto. Entonces si los hijos son insultados, va a provocar que estos duden de sus capacidades.

Aseveró que las familias enteras están en crisis y no se trata de hacer el juicio de a los papás de que son mala onda, que se tiene que entender el contexto social y por qué actúan de cierta manera, ya sea irritables, deprimidos o estresados.

atm