Pandemia de Covid-19 deja a más de 280 menores de edad en orfandad en Hidalgo

Los niños de estas zonas se han quedado sin padres

Pandemia de Covid-19 deja a más de 280 menores de edad en orfandad en Hidalgo
SIN OPORTUNIDADES. La pandemia le arrebató a muchos menores a sus padres

La pandemia de Covid-19 dejó en la orfandad a, por lo menos, 280 menores de edad en Hidalgo, afectando principalmente a 37 de los 84 municipios de la entidad, de acuerdo con datos estadísticos de la Secretaría de Salud federal (SSa).

En promedio los municipios con mayor número de menores de edad que perdieron a sus padres desde que comenzó la contingencia sanitaria en marzo de 2020, son Pachuca, Atitalaquia, Acaxochitlán, Tula y Tezontepec, donde se concentraron el 30 por ciento de los casos de infantes que han perdido a alguno de sus progenitores por la pandemia.

De acuerdo con los datos desagregados, mayoría de los infantes que perdieron a sus familiares fueron de los 9 a los 15 años de edad, por lo que se encuentran en mayor vulnerabilidad ante las condiciones económicas derivadas por la pandemia que ha causado un mayor desempleo en el país.

Quedan en orfandad

Al respecto, Arnoldo Medina Vázquez, representante del colectivo “Sonrisas Infantiles”, señaló que han buscado el apoyo de las autoridades estatales para que brinden apoyos económicos permanentes a los menores de edad que se encuentran en mayor vulnerabilidad, pues de lo contrario la brecha de deserción escolar se extenderá más.

El activista dijo que la mayoría de los infantes que perdieron a sus familiares son de niveles socioeconómicos bajos, por lo que se encuentran en mayor riesgo de dejar de estudiar, además de que las condiciones actuales por las clases en línea an dificultado el proceso de aprendizaje de los infantes.

Además de los problemas económicos que han padecido los menores de edad, el defensor de los derechos de los niños también dijo que han padecido problemas psicosociales, pues aunque no forman parte del grupo de edad más vulnerable por la pandemia, sí es uno de los más afectados por los efectos del prolongado confinamiento.

Aunque han realizado brigadas de atención psicológica y campañas de recolección para víveres que se encuentran en esta condición, el activista reconoció que han sido insuficientes ante el constante crecimiento de menores que pierden a sus padres por los efectos de la pandemia y por ello urgió a la intervención de las autoridades estatales, municipales y federales.

Por: José García

GDM


Compartir