Covid-19 está dejando una herida que no se curará con vacunas ni con discursos: Arzobispo de Puebla

El arzobispo Víctor Sánchez señaló que muchas personas han visto desechos sus núcleos familiares durante este año de la pandemia

Covid-19 está dejando una herida que no se curará con vacunas ni con discursos: Arzobispo de Puebla
El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, pidió a la población no bajar la guardia ante el Covid-19. Foto: Especial

Un año de horror ha vivido la sociedad en Puebla  y en el mundo debido al Covid-19, afirmó el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, pues se han perdido muchas vidas de familiares y conocidos donde se ha generalizado el miedo “y está dejando en nosotros una herida que no se curará con vacunas ni con discursos que hay camas en hospitales”.

Señaló durante la misa dominical que en poco tiempo se verán las consecuencias de la pandemia en el mundo, pues la situación se ha tornado complicada en diversos ámbitos del desarrollo social, “tenemos que salir del túnel donde hemos estado metido para volver a estar juntos”.

Manifestó que muchas personas han visto desechos sus núcleos familiares, donde se han incrementado los casos de desesperanza, de temor, por lo que instó a las autoridades a verificar cuáles son las verdaderas consecuencias de la pandemia.

Comentó que por ello la iglesia católica se ha pronunciado a favor de la vida, por lo que mantendrá la lucha para proteger la vida desde el momento de la concepción, y con todos  los cuidados que se requieran.

Dijo que se debe comenzar a tomar riesgos, pero con responsabilidad donde ante todo se privilegien las medidas sanitarias, por lo que agregó él se mantiene en contacto directo con las autoridades sanitarias a fin de conocer cómo va el avance de la pandemia y qué medidas son las que tendrán que estarse tomando.

Por Claudia Espinoza

hmm


Compartir