Por WhatsApp, alumnos de Tamaulipas extorsionan con chats 'fake' a maestros

A través de la app, los alumnos crean conversaciones falsas donde ponen el número e incluso fotos de sus maestros para exigirles cambios de calificaciones 

La Secretaría de Educación en Tamaulipas, recibió una notificación sobre el caso de tres docentes de nivel secundaria que están siendo extorsionados y amenazados por sus propios alumnos, pues crearon falsas conversaciones de WhatsApp para exigirles buenas calificaciones. 

El titular del Centro Regional de Educación en Ciudad Madero, Cruz Alberto Sainz Hernández, detalló que en las conversaciones se colocaron mensajes donde los maestros exigen dinero a sus alumnos para ponerles buenas notas. 

Recalcó que los alumnos están aprovechando la tecnología para cometer estos actos, por lo que se notificó a la dependencia de Educación, donde se determinara si es viable interponer una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia del Estado

"Lo que están manejando es que piden efectivo a cambio de una calificación, eso es lo que solicitan, pero ya vimos la aplicación y es generar conversaciones falsas de WhatsApp. Se hicieron pruebas y efectivamente es algo en tiempo real, ponen la foto, el nombre e incluso el número del maestro que quieren afectar", puntualizó. 

Piden revisar actividad de alumnos en la app

El funcionario hizo un exhorto a los padres de familia para que revisen los teléfonos de sus hijos y eviten este tipo de acciones, pues recalcó que actualmente los maestros hacen su mayor esfuerzo para brindar clases a distancia. 

"Se hace el llamado a la ciudadanía, pedimos a los maestros tener mucho cuidado con las conversaciones en WhatsApp en los grupos. Ya mandamos el oficio a la Secretaría de Educación en Tamaulipas  y ver de que manera podemos apoyar a los maestros", detalló. 

Hasta el momento son tres casos los confirmados, donde los estudiantes crearon falsas conversaciones y después se las mandaron a sus maestros para exigirles cambios de calificaciones, de lo contrario serían subidos a  redes sociales como Facebook con tal de causar afectaciones a la imagen de las escuelas y sus maestros.

Por Carlos Juárez

ovh


Compartir