CDMX destina 232.5 mdp para rehabilitar mil 581 planteles escolares

A través del programa Mejor Escuela, el gobierno de la CDMX buscará dar mantenimiento, servicios y mejor mobiliario a los planteles educativos

CDMX destina 232.5 mdp para rehabilitar mil 581 planteles escolares
Los planteles educativos recibirán el apoyo de parte del Fideicomiso Educación Garantizada. Foto: Especial

En la Ciudad de México se destinaron 232.5 millones de pesos en 2021 para la rehabilitación de mil 581 planteles escolares de educación básica, a través del programa Mejor Escuela.

El Fideicomiso Educación Garantizada (FIDEGAR) repartió el recurso en las 16 alcaldías capitalinas. Por ejemplo, en Iztapalapa se entregaron 371 apoyos, que beneficiaron 245 planteles, o en Milpa Alta se dispersaron 56 apoyos para beneficiar 37 escuelas.

Este programa beneficia a niveles escolares como Centros de Atención Múltiple (CAM), preescolar, primaria y secundaria. 

Con el apoyo de los servidores de la educación, se visitan escuelas ubicadas en las 16 alcaldías de la Ciudad de México y se realiza una asamblea previamente agendada con madres y padres de familia de los planteles.

En esa reunión se presentan las diferentes necesidades que el plantel requiere, posteriormente se hace una votación para elegir qué proyecto se aplicará. Se crean comités conformado por los mismos tutores de la comunidad escolar, uno de ejecución y el otro de vigilancia pues serán los encargados de administrar y supervisar las reparaciones o el proyecto elegido para aplicar en el inmueble escolar.

Los servicios que pueden elegir para soluciones funcionales en los planteles escolares son los siguientes:

- Mantenimiento y conservación general

- Servicios sanitarios

- Mobiliario y equipo 

- Accesibilidad

- Rehabilitación y equipamiento de talleres

La matrícula beneficiada por este programa fue de 736 mil 78 estudiantes de nivel CAM, preescolar, primaria y secundaria.

Para 2021, la meta es beneficiar a 2 mil 798 planteles con una matrícula de un millón 188 mil 237 estudiantes.

Por Carlos Navarro


Compartir