AMLO

En Estados Unidos preocupa Reforma Eléctrica de México

El Departamento de Estado estadounidense afirmó que se ha hablado "franca y directamente" con el gobierno mexicano sobre "posibles áreas de preocupación"

NACIONAL

·
El Departamento de Estado estadounidense ha hablado 'franca y directamente' con el gobierno mexicano. Foto: Archivo

El Departamento de Estado estadounidense afirmó que se ha hablado "franca y directamente" con el gobierno mexicano sobre "posibles áreas de preocupación" con la reforma del sector energético y se dijo confiado en que cumplirá con sus compromisos internacionales.

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, recordó que México "tomará decisiones soberanas sobre su sector energético" pero precisó que los Estados Unidos "seguimos abogando por procesos de adquisiciones abiertos y transparentes".

Price hizo los señalamientos apenas días después de que el presidente Joe Biden sirviera como anfitrión de una reunión de líderes de Norteamérica y sostuviera un diálogo bilateral con el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador.

"Celebramos el reciente compromiso de México de abordar la crisis climática y acelerar el desarrollo de las energías renovables", dijo.

Price, al responder a una pregunta sobre lo que se considera como uno de los principales puntos de desacuerdo entre los dos gobiernos.

"Continuamos colaborando con el gobierno para comprender mejor su visión para hacer realidad estos compromisos y discutir una serie de cuestiones del sector energético que afectan la inversión del sector público y privado", agregó.

Según Price, "confiamos en que México cumplirá con sus compromisos internacionales en ese sentido. Hemos sido muy claros, incluso en entornos bilaterales con nuestras contrapartes mexicanas, sobre nuestras preocupaciones".

El tema de la reforma eléctrica en México ha sido denunciado por empresarios y legisladores estadounidenses como un retroceso tanto por su impacto "injusto" contra las inversiones extranjeras como por su ángulo de estatización, que provocó también preocupación de legisladores europeos y del gobierno de Canadá.

Otra parte del problema es el uso de combustóleos para la generación de energía eléctrica en vez de fuentes renovables favorecidas por inversores foráneos.

El vocero consignó que "promover el uso de tecnologías en algunos casos más sucias, en algunos casos más caras que las tecnologías renovables más baratas hará que sea más difícil lograr los objetivos climáticos que deben ser prioridades compartidas entre nuestros dos países".

MAAZ