NUEVO LEÓN

Kia Motors suspende producción en Nuevo León por falta de semiconductores

La empresa surcoreana recordó que el fenómeno mundial de escasez que afecta a la industria automotriz a nivel global

NACIONAL

·
Kia Motors suspende producción en Nuevo León por falta de semiconductores (Foto: Twitter/ @KiaMexico)

La empresa automotriz Kia Motors México anunció la suspensión de su producción en la planta de Pesquería, Nuevo León por la escasez global de semiconductores.

A través de un comunicado, la empresa surcoreana con sede en el estado de Nuevo León recordó que el fenómeno mundial de escasez que afecta a la industria automotriz a nivel global, ocasiona la interrupción en el suministro de componentes clave para el funcionamiento de diversos sistemas en los vehículos actuales.

Por lo que Kia Motors México anunció que tendrá un “ajuste” a su producción con una suspensión de actividades productivas del 11 al 15 de octubre para regresar a la normalidad el próximo lunes 18 de octubre. 

Por lo que informó que durante ese tiempo que suspenderá actividades, la planta aprovechará para ejecutar actividades de mantenimiento, así como limpieza en las diferentes áreas del complejo industrial de Pesquería, donde se ubica.

Finalmente, la empresa aseguró en el mismo comunicado, que este ajuste no afectará la operación comercial de la marca en México a través de sus concesionarios, ya que el servicio, atención y venta continuarán de manera normal.

La empresa surcoreana recordó que el fenómeno mundial de escasez que afecta a la industria automotriz a nivel global (Foto: Twitter/ @KiaMexico)

Cabe señalar que la empresa, que inició operaciones en 2016, estaría produciendo unas 900 unidades por día - en un periodo donde no se registrara escasez de alguno de sus componentes -, de tres modelos que se ensamblan en su planta en Pesquería: Forte, Rio y Hyundai Accent y se estima que alrededor del 80 por ciento tiene como destino final otros país.

Los semiconductores, o "chips" de computadora se encuentran en el corazón de todos los productos digitales, y sus productores pararon la producción en 2020 derivado de la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19. Posteriormente se enfrentaron a la alta demanda de la industria de tecnología, como productores de celulares, computadoras y consolas de videojuegos. Ahora, el impacto se ha trasladado a la industria automotriz. 

Este impacto ha generado paros en plantas de ensamble, y retrasos en la entrega de autos nuevos; en Monterrey, el retraso se puede dar de entre 3 a 5 meses, dependiendo de la marca, modelo y hasta color del vehículo.