AMDA

Producir semiconductores en Norteamérica es favorable, confiamos suceda: AMDA

Guillermo Rosales resaltó la necesidad de que la producción de estos componentes se de directamente en la región norteamericana, pues en la actualidad esta se encuentra concentrada en China y Taiwán

ECONOMÍA

·
Guillrmo Rosales estimó que en caso de que se estabilice los semiconductores será hacia finales del primer semestre de 2022 o incluso finales de 2023 cuando se recuperen los niveles pre pandemia. FOTO: ESPECIAL

Durante el mes de agosto la producción y exportación de autos en México registró su mayor bajo desde 2019, pues según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), durante este mes del año se ensamblaron en el país 237 mil 40 automóviles, lo que representa una caída del 21.4 por ciento de la producción con respecto al mismo periodo del año pasado.

Ante estas cifras es innegable la crisis que atraviesa el sector automotriz, en gran medida generada por la escasez de semiconductores, chips que requieren los autos para su construcción.

En el contexto de este panorama ayer, durante la reunión de alto nivel entre autoridades mexicanas y estadounidenses en Washington, la secretaria de economía, Tatiana Clouthier, puso sobre la mesa de discusión la necesidad de generar cadenas de suministro de estos componentes en la región de Norteamérica.

En entrevista con Mario Maldonado en Noticias de la Mañana para El Heraldo TV, el director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, calificó como muy positiva la postura de la secretaría de economía, sin embargo apuntó que al corto plazo aún faltan medidas que ayuden a solventar la crisis.

Pese a ello, para el largo plazo, el director adjunto de la AMDA, consideró que es una buena medida para lograr una mayor integración en la producción de lo que ahorres un insumo estratégico importantísimo no solo para la industria automotriz, sino también en la aeroespacial, la de defensa, de gran relevancia para los Estados Unidos, por lo que este anuncio es un gran paso.

Guillermo Rosales resaltó la necesidad de que la producción de estos componentes se de directamente en la región norteamericana, pues en la actualidad esta se encuentra concentrada en China y Taiwán por lo que tener una producción más cercana favorece al sector, pero no de forma inmediata sino a largo plazo.

“Es una decisión favorable, confiamos que suceda pronto”, comentó Guillermo Rosales sobre las palabras de Tatiana Cloutier.

¿Qué soluciones existen para el corto plazo?

Al ser cuestionado sobre las soluciones a corto plazo que tiene la industria, Rosales señaló que desafortunadamente hay  escasas alternativas inmediatas, por lo que de momento las armadoras han optado por adaptar su ensamble y en algunos casos prescindir de ciertos beneficios en algunos modelos.

Modificación de expectativas

Si bien existía la expectativa de que durante este 2021 en temas de producción y ensamble así como exportación se pudiera haber alcanzado los niveles pre pandemia, en esto momentos estás en duda que eso se logre con las cifras acumuladas de los primeros 8 meses del año.

Siendo que se han generado 2 millones de unidades, quedando corto para poder superar a los 4 millones de 2019.

Finalmente Guillermo Rosales estimó que en caso de que se estabilice los semiconductores será hasta  hacia el inicio finales del primer semestre de 2022 o incluso  finales de 2023 cuando se recuperen los niveles pre pandemia.

En tanto a la demanda interna esta se estima se estabilice hasta 2024 en con ventas de más de un millón 3 mil unidades.