Regreso a clases presenciales será a partir de enero, adelanta gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro

Se oxigena Jalisco con nuevas medidas preventivas, tras botón de emergencia

Regreso a clases presenciales será a partir de enero, adelanta gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro
Nuevas medidas anti-COVID en Jalisco. FOTO: ESPECIAL

Jalisco opta por nuevas medidas preventivas y sanciones a quienes no las cumplan, el diseño de la estrategia para combatir el COVID-19 será por territorios, tendrá evaluación de indicadores base y complementarios, además de reajustar hábitos de convivencia individuales, familiares, laborales y sociales. Se controlarán los aforos en lugares cerrados y abiertos.

Todo con un objetivo disminuir los contagios y permitir que el regreso a clases de los niños y jóvenes sea presencial de forma paulatina a partir de enero del 2021, adelantó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

“Si durante los siguientes 45 días de cierre de año hacemos lo correcto, nosotros vamos a prepararnos ya, porque no hay manera de seguir atrasando esta decisión, nos vamos a preparar en la ruta para definir cómo se va a dar en enero el regreso gradual de las actividades escolares presenciales. ¡Este año no hay condiciones para regresar a clases presenciales! El ciclo escolar se va a cerrar con el modelo de educación a distancia este año. Pero vamos a concentrarnos a definir la ruta de regreso a clases en enero”.

Alfaro Ramírez exhortó a las familias a evitar las reuniones masivas para Navidad y Año Nuevo. Estas próximas semanas el propósito es evitar aglomeraciones y tiempos largos de exposición, favorecer actividades al aire libre y se mantienen canceladas las actividades de altas concentraciones de personas como fiestas patronales y conciertos.

Tras la aplicación del botón de emergencia durante dos semanas en Jalisco que permitió romper la cadena de contagios y los pacientes graves por COVID-19 disminuyeron drásticamente, ahora la estrategia será por necesidades territoriales y ya no generales, con ello se pretende cortar de manera expedita cualquier rebrote por pequeño que sea y evitar medidas de confinamiento generales para que continúe la reactivación económica en toda la entidad.

“La estrategia tendrá criterios territoriales para establecerá acciones específicas en lugares específicos. Los municipios con casos acumulados, no son necesariamente los mismos que tienen mayor incidencia de casos activos. Esto nos va a permitir ir afinando la puntería, es un trabajo que estamos haciendo con la Universidad de Guadalajara, por ejemplo, ocho municipios de Jalisco tienen una casa de casos acumulados superior a mil por cada 100 mil habitantes y cinco municipios superan la tasa o promedio estatal. Cinco municipios concentran el 77% de los casos activos del estado”.

Alfaro

Otra medida que se vigilará será el comportamiento de la ocupación hospitalaria y los pacientes graves, mediante indicadores bases e indicadores complementarios evaluados por la mesa de Salud.

“Indicadores base, ahora nos vamos a concentrar en la ocupación hospitalaria. Vamos a medir la ocupación semanal y el porcentaje de enfermos graves en cuidados intensivos, esto nos permitirá ir viendo nuestra capacidad de respuesta”, añadió.

Actualmente Jalisco tiene 22.2% de ocupación hospitalaria. Los indicadores complementarios también serán monitoreados de forma permanente y están relacionados con la tasa de positividad, tendencia de casos activos, camas sensables, etc.

En el tiempo donde se multiplican las reuniones sociales se reforzará el control de los aforos tanto en lugares cerrados como abiertos.

“Todo va a estar operando al 50% de su capacidad. Una persona por cada metro cuadrado en espacios cerrados y una persona cada dos metros en lugares abiertos”

Las personas que no cumplan con la obligatoriedad del uso de cubrebocas serán sancionadas y los negocios que violen la normatividad sanitaria serán clausurados definitivamente, advirtió el mandatario jalisciense. Los alcaldes aplicarán un sólido modelo de vigilancia e inspección municipal.


Compartir