HASTA 2027 SE MANTENDRÍA EL CALOR

Arden los océanos: los terribles efectos en la humanidad por el récord de calor registrado en el mar

El mar absorbió alrededor del 90 por ciento del aumento de calor provocado por la actividad humana

MUNDO

·
El calor pone en riesgo a la cadena alimentaria.Créditos: AFP

La superficie de los océanos registró el mes de mayo más cálido jamás registrado, señaló este miércoles el servicio europeo Copernicus, en un periodo de extremas temperaturas que se ha extendido por el mundo y que en México el mercurio de los termómetros se ha elevado hasta en más de 40 grados centígrados.

A través de un comunicado citado por la agencia AFP,  Samantha Burgess, la directora adjunta del servicio europeo Copernicus indicó que la situación sobre el cambio climático cada vez es más grave ya que los estragos comienzan a presentarse en zonas donde antes eran impensadas para que pudieran ocurrir un cambio tan drástico.

"Las temperaturas en la superficie de los océanos alcanzan niveles récord y nuestros datos indican que la temperatura media para todos los mares libres de hielo en mayo de 2023 fue superior a la de cualquier otro mes de mayo".

Este último se basa en los análisis por computadora generados a partir de miles de millones de mediciones procedentes de los satélites, pero también de barcos, aviones y estaciones meteorológicas en todo el mundo.

Los datos usados por Copernicus se remontan en algunos casos hasta 1950. Las temperaturas promedio en la superficie de los océanos en mayo "fue de alrededor 19.7 grados centígrados, es decir 0.26 grados centígrados por encima del promedio 1991-2020", dijo a la agencia AFP un portavoz de Copernicus.

En mayo se registró una marca récord en el calentamiento del mar. Foto: Archivo

El océano absorbió alrededor del 90 por ciento del aumento de calor provocado por la actividad humana. En cuanto a la temperatura del conjunto del planeta, el mes de mayo fue el segundo más caluroso de los registros.

"Mayo de 2023 fue el segundo más caluroso a nivel mundial, mientras vemos la señal de El Niño que continúa emergiendo en el Pacífico ecuatorial": Burgess.

El Niño es un fenómeno climático natural generalmente asociado a un aumento de las temperaturas, una sequía acentuada en algunas partes del planeta y fuertes lluvias en otras. Apareció por última vez en 2018-2019 y dejó su lugar a un episodio particularmente largo de casi tres años de La Niña, que provoca los efectos inversos, entre ellos una bajada de temperaturas.

Las graves consecuencias del calentamiento de los océanos

A principios de mayo, la Organización Meteorológica Mundial estimó que había un 60 por ciento de probabilidades de que El Niño se desarrollara antes de finales de julio y un 80 por ciento de que lo hiciera antes de finales de septiembre. Este fenómeno sumado al impacto de los gases de efecto invernadero pueden hacer que el periodo 2023-2027 sea el más caluroso jamás registrado, dijo este organismo semanas atrás.

La vida en el mar corre riesgos. Foto: Archivo

El cambio climático amenaza también el aporte de oxígeno en los océanos de dos formas diferentes. En primer lugar, el agua caliente no puede contener tanto oxígeno como el agua fría; por eso, a medida que los océanos se calientan, los niveles de oxígeno disminuyen. En segundo lugar, el agua caliente tiene menor densidad, lo que dificulta que el agua cercana a la superficie, rica en oxígeno, descienda y circule, según información de Naciones Unidas. 

En consecuencia, los océanos profundos se enfrentan a un riesgo especialmente elevado de agotamiento del oxígeno. Los peces que dependen del oxígeno crecerán más lentamente, disminuirán de tamaño y se reproducirán menos. 

Los peces más grandes como el atún, el pez espada y el tiburón, que dependen de una gran cantidad de oxígeno, se verán obligados a trasladarse a aguas de superficie más ricas en oxígeno, al igual que una gran parte de sus presas. Esto provocará una mayor competencia alimentaria. 

Las criaturas que viven en el lecho marino tendrán también que buscar aguas más superficiales. Esto incrementará claramente el riesgo de una sobrepesca aún mayor, puesto que más criaturas marinas poblarán áreas más pequeñas y más fácilmente accesibles, lo que hará más fácil su captura.

RMG