ERUPCIÓN DE VOLCÁN

¡Esto es amor! Hombre de La Palma duerme en su coche junto a sus perros por la erupción del volcán

El señor de 71 años asegura que no dejará a sus perros solos, por lo que decidió compartir el coche para que los cuatro puedan estar seguros y tener un techo donde dormir

MUNDO

·
La gente de La Palma sigue buscando un lugar donde quedarse tras perder su casa

Pedro Jiménez eso de los tantos españoles que se quedaron sin un hogar debido a la erupción del volcán en La Palma, pero a diferencia de muchos, el señor de 71 años decidió no acudir a la alternativa habitacional que le ofreció el gobierno, ya que no quiere dejar a sus grandes amigos y compañeros de vida, sus tres perros.

Gracias a esta decisión, el señor decidió vivir en su coche los últimos tres días, ya que no quiere despegarse de sus mascotas en estos momentos tan complicados para las personas de La Palma. Jiménez sabe que es difícil que te dejen entrar a casa de alguien con tres perros, por lo que decidió hacer de su auto su habitación, ya que asegura que no irá a ningún lado sin ellos.

En una entrevista para 20 minutos, el grancanario explicó como le ha hecho para vivir estos días en su auto con sus tres bodegueros andaluces, quienes están haciendo que tampoco pueda ingresar a al albergue, ya que en una ocasión le dijeron que los llevara a una perrera.

“Mi hermano está en el cuartel, pero yo no me puedo ir porque tengo a mis tres perros, así que estoy aquí durmiendo en el coche. Me dijeron que les llevaban a una perrera, pero yo sin ellos no me voy a ningún lado”, explicó.

Qué hace para vivir

Después de confirmar que no se va a separar de sus tres compañeros de vida, Pedro sigue pensando que hacer para poder solventar esta solución, ya que al quedarse sin casa no será fácil encontrar a alguien que lo quiera recibir con tres perros, eso sí, por el momento cuenta con comida para sobrevivir dentro de su coche.

La comida que recibe es gracias a sus familiares, quienes se acercan al coche para poder darle para que tenga alimento para él y para los tres perros que lo acompañan, eso sí, asegura que él y sus acompañantes están seguros gracias a que decidió evacuar su casa cuando vio la explosión y no se esperó a que le avisaran que tenía que desalojar debido a la lava volcánica.