UN ACCIDENTE

¡FUE SIN QUERER! Agricultor alteró la frontera entre Francia y Bélgica, solo movió una PIEDRA

Al agricultor se le hizo fácil cambiar la piedra de lugar y de esta forma causó que Bélgica ganara 2.29 metros más de territorio que no le pertenecía.

La frontera entre Francia y Bélgica fue alterada por un agricultor, de la manera más inusual
Por
Escrito en MUNDO el

La frontera de Francia fue alterada por accidente por un agricultor, quien lo único que hizo fue mover una piedra para pasar con su tractor. El incidente ocurrió en Erquelinnes, un municipio fronterizo al sur de Bélgica.

El hombre movió una piedra de 150 kilos que impedía el paso de su tractor. Al agricultor se le hizo fácil cambiar la piedra de lugar y de esta forma causó que Bélgica ganara 2.29 metros de terreno que no le pertenecía.

“Hizo que Bélgica fuese más grande y Francia más pequeña, aunque no ha sido una buena idea”, contó entre risas el alcalde del pueblo belga, David Lavaux.

¿Alteró la historia de la frontera entre Francia y Bélgica?

El resultado del incidente fue descubierto por un grupo de personas aficionadas a la historia, quienes pasaban de casualidad por la zona.

Fueron ellos quienes advirtieron que la piedra marcaba la frontera entre Francia y Bélgica desde el año 1819 y las consecuencias por haber sido cambiada de lugar.

La piedra establece cómo quedó registrada dicha frontera cuando ocurrió la derrota de Napoleón en 1815 en Waterloo, previo a la formación de Bélgica como estado.

El agricultor deberá regresar la piedra al lugar original para evitar un delito penal, de acuerdo con las autoridades belgas. “Debemos ser capaces de evitar una nueva guerra fronteriza”, fue la broma que hizo la alcaldesa del pueblo francés de Beousignies-sur-Roc, de acuerdo con medios locales.

La frontera entre Francia y Bélgica tiene una longitud de 620 kilómetros y es la segunda frontera terrestre más larga en Europa. En este caso, no corresponde con ningún límite natural como otras que delimitan con ríos o divisiones en territorios.

La frontera de Francia separa cuatro provincias belgas de dos regiones francesas y cinco departamentos. El trazado fue asentado en el Tratado de Límites, el 28 de marzo de 1820.

chp