ÚLTIMA HORA: ¿Por qué no se ha autorizado una VACUNA contra CORONAVIRUS para niños?

Los ensayos clínicos de la vacuna AstraZeneca se han detenido para proteger la seguridad de los participantes menores a fin de evitar que su integridad física quede expuesta.

ÚLTIMA HORA: ¿Por qué no se ha autorizado una VACUNA contra CORONAVIRUS para niños?
Vacuna coronavirus. El uso de estas vacunas ha sido validado en Israel y en otros países para personas de 16 años o más.

Investigadores de la Universidad de Oxford anunciaron de última hora que detuvieron un ensayo de la vacuna contra el coronavirus que están desarrollando con AstraZeneca en niños de tan solo 6 años, a la espera de una revisión de seguridad por parte de los reguladores del Reino Unido.

La universidad, que ayudó a desarrollar la vacuna, ha dicho en un comunicado que no había "preocupaciones de seguridad" en el ensayo, pero reconoció los temores sobre un posible vínculo con los coágulos.

Los ensayos clínicos se detienen para proteger la seguridad de los participantes si surgen problemas de seguridad, añadió el comunicado de la Universidad de Oxford.

En países como Israel, se tiene previsto iniciar la vacunación contra el coronavirus en mayo a adolescentes de 12 a 15 años, luego de que Pfizer y BioNTech anunciaran que su vacuna contra la COVID-19 es 100% eficaz en este grupo de edad.

El uso de estas vacunas ha sido validado en Israel, y en otros países, para personas de 16 años o más, pero, ¿qué hay de los niños?

De acuerdo con Federico de Montalvo Jääskeläinen, presidente del Comité de Bioética de España, escribe al diario El Mundo que la investigación de fármacos en menores de edad se sujeta a requisitos más estrictos que en los ensayos clínicos para mayores.

Esto se debe a que los niños son sujetos vulnerables por falta de plena capacidad de obrar y su integridad física puede quedar expuesta, por lo que deben recibir protección específica, y la investigación en ellos sólo se justifica si responde a las necesidades o prioridades de salud de este grupo.

El Reglamento de la Unión Europea de Ensayos Clínicos añade que si no existe un beneficio directo para el niño que supera los riesgos, al menos debe haberlo para la población representada por el menor.

Por el momento, la Universidad de Oxford queda a la espera de los datos adicionales de última hora del Regulador de Medicamentos y Productos Sanitarios de Gran Bretaña antes de administrar alguna vacuna contra coronavirus.

jos


Compartir