IMPRESIONANTES FOTOS: El primer hombre en fotografiar a un oso polar y más vida salvaje sin jaulas

Amos Nachoum es el primer hombre que ha logrado tomar fotografías de osos polares nadando libremente sin usar protección.

IMPRESIONANTES FOTOS: El primer hombre en fotografiar a un oso polar y más vida salvaje sin jaulas
Osos polares. Su “misión suicida”, como le dijo su padre, inició en la primavera del 2000 con un viaje al Ártico.

El fotógrafo israelí de vida salvaje, Amos Nachoum, es el primer hombre que ha logrado tomar fotografías de osos polares nadando libremente sin uso de jaulas o equipo de seguridad.

La pasión de Amos por fotografiar a estos animales lo ha llevado a recorrer lugares inhóspitos alrededor del mundo, desde la Antártida, hasta el Ártico, y a sumergirse en las gélidas aguas polares para capturar las más impresionantes imágenes de un oso polar.

Durante una entrevista con la BBC, el fotógrafo israelí relató las travesías que ha tenido que hacer para cumplir su “sueño loco” de fotografiar a un oso polar en el agua.

Su “misión suicida”, como le dijo su padre, inició en la primavera de 2000 con un viaje al Ártico y la ayuda de un guía especializado, sin embargo, Amos no logró su objetivo en el primer intento por tener un acercamiento muy peligroso con un oso que empezó a seguirlo cuando se lanzó al agua.

Amos narra que esa vez, el oso estaba a unos 15 o 17 metros nadando sobre de él y seguía sumergiéndose cada vez, algo que realmente lo asustó. Afortunadamente, cuando Nachoum emergió a la superficie, el animal se había ido.

Años más tarde, en 2015, se grabó un documental titulado “Picture of His Life” en el que describe espectacularmente la búsqueda de Nachoum para fotografiar osos polares bajo el agua.

Fue durante la filmación de ese documental en que se muestra a Amos Nachoum capturar por primera vez la imagen de una osa polar nadando con sus cachorros.

“No hay demonios en el mar”

Pero Amos no sólo ha logrado fotografiar al oso polar nadando, sus fotos en vida silvestre de tiburones, ballenas, delfines, focas, anacondas, cocodrilos y otros animales magníficos, han adornado páginas de publicaciones como National Geographic, Time, Life y The New York Times.

Durante los últimos 45 años, Amos asegura que se ha esforzado por cambiar la mala fama de especies como el tiburón blanco, catalogados como máquinas de matar despiadadas.

Él suele decir que “no hay demonios en el mar” y si respetamos y no importunamos a los animales en su hábitat natural, se puede estar pacíficamente con ellos.

Amos Nachoum es considerado como el mejor fotógrafo de vida salvaje gracias a las asombrosas imágenes que logró tomar del oso polar nadando, y de otras especies, sin ningún uso de protección.

jos


Compartir