¿Cómo pasó? Mujer da a luz a GEMELAS concebidas con tres semanas de DIFERENCIA

Una mujer británica se embarazó estando embarazada, y al final dio a luz a dos niñas el mismo día

¿Cómo pasó? Mujer da a luz a GEMELAS concebidas con tres semanas de DIFERENCIA
La pareja descubrió su segundo embarazo a los tres meses. Foto: Pixabay

Una mujer británica causó gran impresión en todo el mundo al dar a luz a un par de mellizas que fueron concebidas con tres semanas de diferencia, a pesar de que los médicos le habían dicho que no podría tener hijos.

Rebecca y Rhys son una pareja que, durante más de un año buscaron embarazarse. Sin embargo, los doctores detectaron que ella tenía algunos problemas hormonales, por lo que les dijeron que podría ser difícil concebir de manera natural, y comenzaron con tratamientos.

De acuerdo con CNN, Rebecca incluso tuvo que recurrir a la Fecundación In Vitro, con el objetivo de lograr que un óvulo se implantara en su útero. Y, a principios de 2020, la pareja finalmente logró su cometido.

La mujer confesó al medio que, durante las primeras semanas todo parecía normal y ellos estaban felices, pero en la cita de revisión de los tres meses, no podían creer lo que había en el monitor del ultrasonido.

De una manera inexplicable, Rebecca no tenía solo tenía un bebé, sino que los doctores encontraron otro óvulo fecundado en su útero.

“Quedé embarazada cuando ya estaba embarazada, lo cual fue una locura… porque se supone que eso no sucede”, declaró la mujer al medio.

La extraña razón de su segundo embarazo

La feliz madre explicó a CNN que al principio creían que el segundo punto que aparecía en las imágenes podría ser cualquier cosa. Pero después descubrieron que iba creciendo al mismo ritmo que el bebé.

“Se dieron cuenta de que el bebé estaba creciendo a un ritmo constante de tres semanas menos que el primero, y fue entonces cuando me dijeron que creían que era un embarazo de superfetación”, señaló.

De acuerdo con el sitio Healthline, la superfetación sucede cuando un segundo óvulo es fecundado en medio de un embarazo, y estos casos son muy extraños pues, por lo general, el cuerpo de la mujer solamente libera un óvulo en cada ciclo, y cuando ocurre un embarazo el ambiente del útero cambia evitando que otro se implante en las paredes.

Sin embargo, Rebecca confesó al medio que había estado tomando un tratamiento para aumentar su fertilidad, lo que podría haber alterado su actividad hormonal regular.

Finalmente, ambas bebés nacieron sanas, aunque la que fue concebida tres semanas después era mucho más pequeña que su hermana.

acmg


Compartir