PIENSA JOVEN

¿Por qué Joe Biden podría volverse un socio incómodo para México?

Se ve venir un posible roce con México sobre todo en temas energéticos, migración y por la reciente ley mexicana que limita la actuación de la DEA en nuestro país

MUNDO

·

Joe Biden asumió la presidencia de Estados Unidos bajo un escenario sociopolítico gravemente tenso y es que la salida de Donald Trump se da mientras procede un juicio político en su contra tras presuntamente incitar a la insurrección el pasado 6 de enero. La irrupción ocurrió después de que el presidente reclamó de manera abierta un supuesto fraude electoral en su contra, entonces simpatizantes tomaron el Capitolio, que es la sede del Congreso estadounidense. En su discurso Trump ha empoderado a grupos extremistas y por eso la polarización social se ha agravado en el país.

Hablando sobre la vinculación con nuestro vecino del norte, pareciera que el presidente Andrés Manuel López Obrador y Trump habrían conciliado una relación, un tanto incongruente pero fructífera y esto se puso en evidencia principalmente a partir de la visita del presidente mexicano para la firma del T-MEC. Ciertamente las decisiones sobre cuestiones migratorias, económicas y de seguridad fueron tomadas de forma unilateral por parte de Estados Unidos y México, reafirmando una postura profundamente dependiente, se ajustó.

Joe Biden siendo un líder sumamente pragmático, buscará cambiar aspectos adoptados durante la administración de Trump, consolidando una imagen internacional distinta y recuperando los espacios descartados en organismos multilaterales, mientras que al interior se buscará primeramente reestructurar el sector salud, vacunando a la mayor parte de la población de manera urgente e implementando políticas que fomenten el rescate económico.

De manera histórica los demócratas han demostrado tener un enfoque de política exterior bastante activo sobre los problemas globales, persiguiendo intereses fuera del país y esto implica el cuestionamiento sobre todo aquello que impacte negativamente la inversión estadounidense. En este sentido, puede existir un roce con México ya que las políticas obradoristas sobre cuestiones energéticas, las medidas económicas adoptadas a partir de la pandemia, los proyectos sobre la Ley Migratoria, y sin dudas, la reciente ley mexicana que limita la actuación de la DEA en México (recordemos los casos Cienfuegos y Assange). Todos estos serán aspectos donde Biden podría volverse un socio incómodo y generar presión política para persuadir lo suficiente y generar cambios en México.

mgm