¿Qué son los Vientos de Santa Ana y por qué dejan un CALOR INFERNAL? Activan ALERTA en LA

“Los vientos dañinos podrían derribar objetos grandes como árboles y líneas eléctricas. Los cortes de energía son posibles"

¿Qué son los Vientos de Santa Ana y por qué dejan un CALOR INFERNAL? Activan ALERTA en LA
Vientos de Santa Ana activan alerta en Los Ángeles. FOTO: Pixabay

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS) ha emitido advertencias en Los Ángeles por los fuertes vientos que se pronostican para la noche de este miércoles y el jueves, los cuales son también conocidos como “Vientos de Santa Ana”.

Los avisos de fuertes vientos están dirigidos para las montañas de Santa Mónica, las montañas del condado de Ventura, las montañas del condado de Los Ángeles y el valle de Santa Clarita.

Las ráfagas en esas áreas podrían alcanzar de 55 a 75 mph, dijo el servicio meteorológico.

En el el Valle de San Fernando, la costa de Los Ángeles y el centro de Los Ángeles, la advertencia estará vigente desde el miércoles, a las 9 p.m., hasta el jueves, a las 3 p.m. 

“Los vientos dañinos podrían derribar objetos grandes como árboles y líneas eléctricas. Los cortes de energía son posibles. Viajar puede ser difícil, especialmente para vehículos de alto perfil”, informó el NWS.

Estas ráfagas son un hecho recurrente en esa parte del país, por lo que aquí te contamos cuáles son sus características.

FOTO: Unsplash

¿Qué son los Vientos de Santa Ana?

Este fenómeno meteorológico se trata de vientos secos, calientes y borrascosos que soplan desde el interior del sur de California hacia la costa y alta mar, de acuerdo con Telemundo. 

Ocurren típicamente en los meses de otoño y continúan durante el invierno hasta el inicio de la primavera.

Se dan por los cambios en un sistema de alta presión, y traen consigo cielo despejado, bajos niveles de humedad, altas temperaturas y vientos fuertes.

Los Vientos de Santa Ana pueden ocasionar riesgos de incendios forestales, ya que durante su paso los niveles de humedad a menudo caen a menos del 10%, lo que ocasiona que la vegetación se seque de manera importante y sea fácil de prender. 

A eso se suma que las grandes velocidades de los vientos pueden avivar cualquier chispa. 

CRS


Compartir