"Vete de mi país": doctora americana que gritó y AGREDIÓ a LATINO es acusada de crimen de odio

La agresora, quien es partidaria de Trump le dijo a su víctima: "Deberíamos habernos deshecho de ustedes"

"Vete de mi país": doctora americana que gritó y AGREDIÓ a LATINO es acusada de crimen de odio
Foto: Twitter

Una mujer estadounidense tuvo que enfrentar a la justicia luego de que se le acusara de cometer un crimen de odio contra un hombre de origen hispano. El caso ha llegado a redes sociales y generó revuelo, pues es una muestra más de la discriminación que existe en el país. 

El reprobable acto ocurrió el pasado 20 de enero en Miami, Florida, mismo día en que Joe Biden asumió la presidencia de Estados Unidos. La responsable del delito, Jennifer Susan Wright, de 58 años, — quien trabaja como anestesióloga en Mount Sinai Medical Center — se encontró con un hombre latino en un supermercado. Mientras ambos se encontraban en la fila, la mujer se acercó demasiado, por lo que él le pidió que mantuviera la distancia social como dictan las medidas de prevención contra Covid-19. Primero, se lo dijo en español y luego lo repitió en inglés. 

Wright se mostró molesta con la petición y empezó a murmurar groserías en español. El hispano decidió ignorarla y seguir con sus compras. Al salir del lugar, él se dirigió hacia su vehículo y se dedicó a guardar las bolsas que llevaba. Cuando estaba ahí, la agresora se encaminó hacia él y se le acercó a tan sólo un pie de su rostro. El hombre le volvió a pedir que retrocediera, lo que hizo que ella se enfureciera aún más. 

Inició una discusión y fue ahí cuando la mujer, quien es una partidaria impetuosa de Donald Trump, expresó un insulto racista, pues le dijo: "Deberíamos habernos deshecho de ustedes cuando pudimos. Esta no será la América de Biden, esta es mi América". Por último agregó: "Deberíamos haberlo quemado todo". 

Su enfado no se quedó ahí, Wright rayó el coche del automóvil de su víctima con unas llaves y le dijo que debía irse de "su país". En ese momento, el agredido intentó llamar al 911 para pedir ayuda, pero la simpatizante de Trump le propinó una patada e intentó pisotear su teléfono

Por fortuna, el caso no ha quedado impune, el pasado 19 de febrero, la mujer fue arrestada en su casa en Miami Springs con cargos por daños a la propiedad ajena, intimidación y agresión con prejuicio, lo que se considera un delito grave. Salió un día después al pagar una fianza. 

DFC


Compartir