¡Joe Biden termina con legado de Trump! Firma decreto para restringir viajes de Europa, Brasil y Sudáfrica

La nueva normativa entrará en vigor este 26 de enero y las restricciones serán aún más estrictas.

¡Joe Biden termina con legado de Trump! Firma decreto para restringir viajes de Europa, Brasil y Sudáfrica

Estados Unidos llegó a los 25 millones de contagios de coronavirus en la última semana de Enero. Consciente de la situación, el presidente Joe Biden optó por tomar una decisión extrema para desacelerar los casos en su territorio e impedir el avance de las nuevas variantes de COVID-19: cerrará sus fronteras y prohibirá ingresos provenientes de Europa, Brasil y Sudáfrica. 

A pesar de que el ex-mandatario, Donald Trump, firmara en sus últimos días en el poder una orden para levantar las restricciones de viaje a pasajeros procedentes de Schengen, Reino Unido, Biden tomará un camino diferente. Lejos de eliminar las limitaciones, las ampliará para proteger a sus ciudadanos y controlar la pandemia de coronavirus. 

Las restricciones de Biden 

El líder anulará la suspensión firmada por el republicano este lunes 25 de enero. En cambio, agregará más regiones a lista de restricciones para ingresar al territorio norteamericano

A partir del 26 de enero, no se aceptarán viajeros provenientes de Europa, Brasil y Sudáfrica, donde se han presentado casos con nuevas variantes del virus SARS-CoV-2 que aparentar ser más infecciosas y severas. 

La normativa permitirá la entrada libre únicamente a ciudadanos estadounidenses, familiares directos de éstos, personas con permiso de residencia permanente y visados diplomáticos, militares o gubernamentales. Los demás, no podrán acceder hasta nuevo aviso. 

Además, cualquier persona que desee entrar a EU, incluidos los propios connacionales, deberá presentar una prueba negativa a COVID-19 que sea de un lapso no mayor a 72 horas. De lo contrario, las aerolíneas no permitirán que aborden su vuelo. 

Eso no es todo, las autoridades encargadas harán recomendaciones a los recién llegados para que se sometan a una cuarentena mínima de una semana y que repitan el test entre los 5 y 7 días después de su arribo. 

El objetivo de cada una de las estrictas medidas es ralentizar los contagios y proteger a los estadounidenses de las nuevas variantes del COVID-19, que podrían agravar la situación actual en la nación. 


Compartir