SEÑALA NUEVO ESTUDIO

Diabetes: la exposición a las farolas nocturnas aumentaría el riesgo de la enfermedad

La exposición a la luz nocturna artificial ocasionaría alteraciones en el metabolismo, control deficiente de la glucosa en sangre y un mayor riesgo de diabetes

ESTILO DE VIDA

·
La exposición a la luz nocturna puede ocasionar alteraciones en el metabolismo. Créditos: Pexels

Los casos de diabetes en México y en el mundo han aumentado significativamente en las últimas décadas, algo que ha llevado a que académicos, médicos y científicos continúen haciendo estudios e investigaciones con el fin de conocer más sobre la enfermedad, así como descubrir los potenciales factores de riesgo que la detonarían. Si bien es cierto que hasta el momento se sabe que una vida sedentaria, una mala alimentación y otros problemas de salud pueden ocasionar cualquiera de sus tipos, un nuevo estudio descubrió un nuevo vínculo: el de las farolas nocturnas. 

Eh hallazgo, como era de esperarse ha causado preocupación entre el gremio, pues las farolas y otras formas de iluminación nocturna son indispensables en todo el mundo y millones de personas están expuestas a ellas todas las noches. Aunque aún faltan estudios que sustenten este vínculo con la enfermedad, tampoco puede pasar por alto que una de las principales hipótesis es que la exposición a este tipo de luz ocasionaría alteraciones en el metabolismo, control deficiente de la glucosa en sangre y un mayor riesgo de diabetes.

¿Qué se sabe del nuevo estudio?

El descubrimiento lo dieron a conocer investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Jiaotong de Shangai en China por medio de una publicación en la revista Diabetología de la Asociación Europea para el estudio de la Diabetes. Para el estudio, se realizó una vigilancia a 98 mil 658 participantes de más de 18 años y la hipótesis principal al analizar los datos es que "la exposición a la luz artificial por la noche (LAN) interrumpe el sistema de tiempo circadiano y podría ser un factor de riesgo para la diabetes". 

La exposición a la luz nocturna puede alterar las hormonas como la melatonina y la corticosterona. (Foto: Pexels)

La importancia de esta relación es que cerca de 422 millones de personas a nivel mundial tienen diabetes, además que se estima que al menos el 80 por ciento del mundo está expuesto a la contaminación lumínica de las farolas y otros tipos de alumbrados nocturnos, por supuesto este porcentaje ha ido incrementando a lo largo de las últimas décadas y los casos de esta enfermedad también lo han hecho. Por otro lado, no resulta sorpresa que el vínculo sea de interés, pues existen múltiples y variados factores de riesgo que ocasionan la enfermedad y entre ellos se incluyen los ambientales. 

Ahora, se espera que este hallazgo sea una forma de prevención para la población, ya que según explicó el autor principal del estudio, Yu Xu, al Medical News Today: "La identificación de factores de riesgo para la diabetes no convencionales y novedosos puede ayudar en la prevención". Además explicó que otros factores de riego ambientales y de impacto debido a su exposición han ganado una atención importante en los últimos años; mientras que la luz nocturna tiene implicaciones importantes en el cuerpo y su funcionamiento. 

"Los efectos de la exposición a la luz por la noche en la diabetes tienen implicaciones para quienes viven en sociedades modernas donde la exposición a la luz nocturna en interiores y exteriores es común", dijo el doctor Yu Xu al detallar que la exposición continua a las farolas "puede alterar el perfil de hormonas como la melatonina y la corticosterona". Por supuesto, no es lo único grave que ocasiona en el sistema, pues también destaca el vínculo que relacionaría a la luz con esta afección. 

La exposición a la luz al "aire libre" sería un nuevo y potencial factor de riesgo para la diabetes.(Foto: Pexels)

De acuerdo con el experto, la exposición a la luz artificial por la noche puede alterar la expresión genética en órganos periféricos y el reloj circadiano, es decir, las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo que las personas y toda forma de vida tienen. Las consecuencias en ambos casos son alteraciones en el metabolismo de la glucosa y de ahí su posible vínculo con la enfermedad. 

Mientras tanto, el estudio comparó los resultados y de ahí la alerta de impulsar medidas de prevención, ya que se dividió a la población en dos grupos uno con mayor exposición a la exposición a la luz artificial por la noche, quien presentó un 28 por ciento más de riesgo de diabetes que el grupo que tuvo una menor exposición. Aunque ahora faltan más estudios que muestren esta relación y que incluyan a población mundial, una de las conclusiones de los expertos chinos es que:

"Nuestros hallazgos contribuyen a la creciente evidencia de que LAN es perjudicial para la salud y apuntan a LAN al aire libre como un nuevo factor de riesgo potencial para la diabetes". 

SIGUE LEYENDO

Zapatos para diabéticos: 8 marcas baratas que sí cuidan tus pies, según Profeco

¿Cómo saber si mi diabetes está bien controlada? Estas son las 3 señales de alerta

Diabetes: ¡Cuídate del estrés!, los altos niveles pueden incrementar la glucosa