INTELIGENCIA EMOCIONAL

¿Qué es la inteligencia emocional y para qué sirve? Descubre si te falta

La inteligencia emocional sirve para poder resolver los problemas que se presentan durante el día a día

ESTILO DE VIDA

·
La Inteligencia emocional se puede desarrollar Foto: Especial

La inteligencia emocional es un nuevo concepto que se está expandiendo y reforzando por los profesionales de la salud mental, pues debido a la competitividad del mundo actual, las personas necesitan desarrollar, además de sus capacidades intelectuales, sus habilidades afectivas y sociales para poder resolver problemáticas en el ámbito laboral, académico y personal. 

Las personas que no desarrollan la inteligencia emocional suelen tener problemas en su vida diaria, tanto en el trabajo como en sus relaciones personales, ya sea con familiares, pareja o amigos, pues desconocen como trabajar con algunas de sus emociones y sobre todo, sus reacciones. 

¿Qué es la inteligencia emocional?

La Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, la investigación de Raymond Cattell que explicaba las diferencias entre Inteligencia fluida y cristalizada, y la tesis titulado Inteligencia Emocional de Daniel Goleman, son algunos escritos que abrieron el panorama para el estudio del desempeño académico y el éxito profesional. 

El estudio de Goleman estableció que la Inteligencia Emocional es un constructo que ayuda a las personas a entender de qué manera se puede influir de una forma adaptativa e inteligente tanto las emociones de uno mismo, como de los otros, y así resolver problemas. 

¿Te falta inteligencia emocional? Aquí los indicadores

1. Sueles excluirte

Las personas con inteligencia emocional saben que el trabajo se hace en equipo y por ello es necesario convivir con los demás, así como conocer las reacciones del otro y actuar de forma correcta ante las problemáticas que se presentan. La forma en que te comunicas, si eres empático y si sabes escuchar, revelarán si tienes esta habilidad. 

2. Enfureces con facilidad

Las personas que no tienen inteligencia emocional suelen reaccionar con mucha facilidad, en vez de analizar la situación y buscar soluciones o posibles respuestas. Tomar un respiro ante una crítica podría ser la diferencia entre hacer un problema más grande o ponerle fin. 

3. No tienes relaciones sanas

Los dramas, celos y desgaste en las relaciones afectivas, tanto con novios como con amigos, son una señal de poca inteligencia emocional. Aquellos que saben reconocer cuando una relación terminó o hay situaciones que necesitan hablarse, suelen tener relaciones más sanas y longevas. 

4. No aceptas tus errores

Saber pedir perdón es un básico de inteligencia emocional, pues todos los seres humanos comenten errores. Aceptar una equivocación no hace más sensibles y compasivos con los otros.