Regreso a clases presenciales: La nueva normalidad en las escuelas nos hace sentir como en ‘Volver al Futuro’

¿Qué podemos aprender de 'Volver al futuro' en este regreso a clases?

Regreso a clases presenciales: La nueva normalidad en las escuelas nos hace sentir como en ‘Volver al Futuro’
El pasado, presente y futuro conviven en el regreso a clases presenciales. Foto: cuartoscuro

Desde el pasado 7 de junio miles de niños y jóvenes han regresado a las aulas; unos con una sonrisa de alegría y entusiasmo por volver a ver a sus compañeros y maestros, otros con un gesto un poco menos alegre que transmite cierta curiosidad, nerviosismo, incertidumbre y sorpresa, así es, una gran sorpresa de muchos pequeñitos que al iniciar por primera vez su etapa escolar en forma remota, solo conocían a su maestra por medio de una pantalla; exclamaban con los ojitos bien abiertos al verla por primera vez, “¡sí tiene piernas!”, sí es real.

Todas estas emociones y muchas más se han podido percibir tanto en los alumnos, maestros y padres de familia en estos días. Vemos con asombro, como en la famosa película de los años 80´s “Volver al futuro”, distintos escenarios emocionales.

Este regreso a clases nos ha puesto al igual que en esta gran producción cinematográfica tres distintos ambientes: el pasado, el presente y el futuro. Ha sido un verdadero impacto para muchos de nosotros el ver a los niños ingresar a sus escuelas pasando por un tapete sanitizante, tomando distancia para ingresar y haciendo alto total para ser escaneada su temperatura y aplicar gel antibacterial una, otra y otra vez. Todo esto es tan distinto a como era hace más de un año.

Sin embargo, los lazos de amistad, el brillo de los ojos de tantos pequeños y las constantes muestras de aliento que reciben de sus profesores al hacer bien un ejercicio, no ha cambiado. Los docentes han desbordado su vocación de enseñanza en todo su esplendor en este regreso a clases, como si no hubiera un mañana, como si no quisieran volver al pasado, al encierro.

Retomar las clases presenciales ha puesto de manifiesto lo mejor de los métodos de enseñanza tradicionales, el desarrollo de la capacidad de adaptación para encontrar una nueva forma de convivir y socializar tanto de los maestros, alumnos y padres de familia dentro de las restricciones dadas y una respuesta ejemplar ante el reto que nos brinda el futuro próximo para aportar valor a este ambiente de aprendizaje hiperconectado.

Hoy más que nunca se ve la clara necesidad de poder sacar lo mejor de cada época, para lograr que el proceso de enseñanza-aprendizaje y las habilidades naturales propias de la etapa evolutiva de cada alumno, se puedan desarrollar de la mejor manera posible con las actuales circunstancias.

Te comparto tres claves para cosechar lo mejor de las buenas prácticas del pasado, responder con creatividad al reto que se tiene en el presente y poder así inspirar todo lo que está por venir en el futuro.

Del pasado

Los maestros cuentan con una gran experiencia, dominio y sensibilidad para sacar lo mejor de cada alumno dentro de las aulas, han sido siempre el principal actor de este proceso y es fundamental no abandonar el gobierno de la clase para lograr el aprendizaje esperado.

Del presente

El mayor reto que se tiene en estos momentos es brindar las herramientas socioemocionales necesarias para la reincorporación al modo presencial, saber canalizar los miedos, ansiedad, inseguridad. La empatía, adaptación y flexibilidad serán fundamentales para que tanto alumnos, maestros y padres de familia puedan aprovechar de la mejor forma esta nueva educación híbrida.

Del futuro

Dice una famosa canción “el mañana comenzó ayer y ya vamos tarde”, creo que aún estamos a tiempo para desarrollar las llamadas “habilidades del futuro” que permitan recobrar una visión educativa actual, vanguardista y generar un propósito claro. Solo así podremos decidir qué hacer con todo esto que ha cambiado.

Claramente estamos en un cambio de época que nos brinda una gran oportunidad para aprender y modificar de manera positiva el futuro, que nos sorprendió. Hoy como sociedad tenemos un gran reto que es valorar de manera más humana el trabajo de los demás y juntos construir un nuevo modelo educativo acorde a las exigencias del mundo actual.

Te invito a vivir plenamente el presente, superando todas las adversidades que han quedado en el pasado y mirar con gran ilusión y esperanza lo que está por venir.

Soy Sergio Cazadero y te quiero compartir, cómo hacer para crecer.

 


Compartir