HERALDO KIDS

Suplementos para bebés: ¿Qué es el DHA y por qué debes dárselo a tus hijos?

El DHA es un elemento importantísimo en la dieta diaria de un bebé; te explicamos porqué

Foto: Especial
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Si tu bebé toma leches de “fórmula”, seguramente has visto la leyenda “contiene DHA” pero, ¿sabes lo que esas siglas significan? Aquí te explico la importancia de estos y por que deben de ser incluidos en la dieta diaria de nuestros hijos pequeños

El mayor desarrollo y crecimiento cerebral ocurre durante los primeros 3 años de vida, si te fijas los bebés empiezan a estar más activos y de cierta forma empiezan a descubrir el mundo por ellos mismos. Para que esto ocurra y se desarrollen con normalidad, hay que contemplar el DHA desde las etapas más tempranas de la vida.

El DHA, (ácido decosahexaenoico) es un ácido graso Omega 3 que está presente en la leche materna y en algunos otros alimentos, es muy importante por que es un componente natural que es necesario para el desarrollo visual, así como poder enfocar y poder tomar objetos.  Al nacer, la visión se encuentra en una fase temprana de desarrollo y hasta las 6 semanas de vida empieza a tener más enfoque para poder reconocer la cara de mamá. A los 12 meses, ya puede reconocer y enfocar sus juguetes favoritos, aunque la vista es un sentido que se sigue desarrollando continuamente hasta los 5 años de edad. Es importante saber que este desarrollo visual sigue hasta la adolescencia por lo que hay que seguir incluyéndose en la dieta diaria. 

Aproximadamente se necesitan 200 mg de Omega 3 para adultos, (250 mg de DHA). Así que si estás embarazada, las fuentes más fáciles para poder tener una ingesta adecuada son: salmón, atún, huevo, almendras, chía, nueces

Si estás alimentando a tu bebé con lactancia materna exclusiva, no tienes de qué preocuparte, ya que le estás proporcionando las cantidades adecuadas y necesarias para tu bebé (aproximadamente .32% de DHA de los ácidos grasos), pero si usas alguna fórmula sucedánea, lo que tienes que revisar es que tengan .3% de DHA (esto lo puedes revisar en la etiqueta), de mismo modo revisa que no tengan gran cantidad de azúcar (hidratos de carbono disponibles) para evitar que estemos dándole calorías vacías a nuestros pequeños.

Recuerda que la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 6 meses de lactancia exclusiva (ya sea materna o de fórmula) y posteriormente empezar con la alimentación complementaria.