Ten cuidado con la forma en la que cocinas: podrías desarrollar cáncer o presión alta

De acuerdo con la Revista del Consumidor, la manera en la que cocinamos ciertos alimentos podría ser causante de enfermedades crónicas

Ten cuidado con la forma en la que cocinas: podrías desarrollar cáncer o presión alta
Comer comida al carbón en exceso, podría ser causante de cáncer. Foto: Instagram

De acuerdo con la Revista del Consumidor, la forma en la que preparamos ciertos alimentos, podría ser causal de algunas enfermedades crónicas como cáncer o aumento en la tensión arterial. 

Sobre todo se trata de los alimentos que son cocinados a la parrilla o tostados en exceso, explica una publicación difundida por la revista. 

De acuerdo con un estudio de la American Heart Association (AHA por sus siglas en inglés), el consumo regular de carne a la parrilla está relacionado un riesgo elevado de hipertensión arterial. 

Según algunas investigaciones, se descubrió que quienes consumieron carne asada a la parrilla a altas temperaturas más d e 15 veces al mes, tenían 17 por ciento más riesgo de padecer presión arterial alta que aquellas que lo hicieron menos veces al mes. 

La investigación señala que esto se debe a que cocinar los alimentos directamente al fuego o a altas temperaturas (mayores a 150 grados Celsius), se producen ciertos compuestos químicos que, consumidos en exceso, pueden ser perjudiciales a la salud pues están relacionados con un aumento en el riesgo de padecer cáncer, 

Por otra parte, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés) advierte que en un proceso de tostado o fritura excesivos se genera acrilamida, una sustancia química formada por la reacción entre aminoácidos y azúcares que, según varios estudios, causa tumores en animales. 

A pesar de que las investigaciones sobre el efecto de la acrilamida en las personas no son concluyentes, los científicos piensan que se deben tomar precauciones al momento de cocinar los alimentos para evitar cualquier riesgo. 

En el debate científico, la organización británica Cancer Research indica que no hay pruebas concluyentes de relación entre la acrilamida y sus consecuencias en los seres humanos, sin embargo, más vale prevenir que lamentar. 

 

is


Compartir