Lactancia: ¿Por qué no es recomendable alimentar a mi bebé en una sola postura?

Alimentar a tu bebé en solo una postura puede afectar su crecimiento y el desarrollo de sus huesos pues aún son muy pequeños

Lactancia: ¿Por qué no es recomendable alimentar a mi bebé en una sola postura?
Mantener una sola postura cuando alimentamos a nuestro bebé puede dañar su crecimiento. Foto: Especial

 Por qué es importante que al alimentar a tu bebé con biberón hagas una toma del lado derecho y una toma del lado izquierdo.

Cuando tenemos un bebé recién nacido y en los primeros meses de vida, lo alimentaremos exclusivamente de leche materna o de fórmula, o una combinación. Cuando el bebé se alimenta del pecho de la madre siempre, hay alternancia entre la mama derecha o la izquierda, sin embrago es muy común que al alimentarlo con biberón lo coloquemos siempre del mismo lado, de manera que nos resulta cómodo a nosotros para cargar al bebé y sostener la mamila. Esto puede no resultar tan bueno ni para el bebé, ni para nuestra postura.

Foto: Especial

Pero, ¿por qué es importante para su desarrollo el que lo hagamos con la alternancia que lleva el hacer con el pecho?

Estimula la bilateralidad del bebé

Si bien llegará un momento en el que el niño tenga dominancia del lado derecho o izquierdo para el uso de las herramientas o la precisión de los movimientos (esto ocurre a los 5 años generalmente), en el bebé no está definido y, por el contrario, debemos estimular por igual un lado y el otro. Si nosotros cargamos a nuestro bebé siempre con la cabeza apoyada en nuestro brazo izquierdo y el biberón en el lado derecho, la estimulación sensorial que le daremos no será igual de un lado que del otro. Debemos asegurarnos de que nuestro bebé reciba los mismos estímulos de forma bilateral, que sienta la misma presión en un lado y otro de su cabeza, de sus brazos, de su cuerpo.

Favorece el crecimiento simétrico del bebé

Los huesos del bebé son muy suaves, empiezan a recibir cargas de las fuerzas externas. El cargarlo siempre del mismo lado, hará que vayamos haciendo una sobrecarga en los músculos y huesos de un solo lado. Por el contrario, el alternar entre uno y otro lado durante la lactancia con biberón, fomenta que el crecimiento del lado derecho y del lado izquierdo del cuerpo sea simétrico.

La lactancia con biberón, al igual que la lactancia materna, son un excelente momento para hacer crecer el vínculo entre tú y tu bebé. Aprovecha ese tiempo para mirarlo a los ojos, hablarle o cantarle, ya que es tan importante para él como el alimento que recibe.

snd


Compartir