Primeras palabras: ¿Por qué los bebés dicen "papá" antes que "mamá"?

Aunque muchos podrían pensar de que se tratan de palabras reales, lo cierto es que los bebés están explorando el sonido de su voz

Primeras palabras: ¿Por qué los bebés dicen "papá" antes que "mamá"?
De acuerdo con una profesora de la Universidad de Misouri, los niños no se refieren a su papá realmente al emitir esta palabra. Foto: Especial

Cuando un bebé dice sus primeras palabras, puede traer alegría a sus padres, pero en realidad solo están hablando consigo mismos. "Pa-pa" es a menudo la primera palabra que muchos bebés dicen, pero una nueva investigación ha revelado que no están llamando específicamente a su padre, sino que escuchan el sonido de sus propias voces.

Los balbuceos repetitivos están motivados principalmente por su capacidad para escuchar su propia voz, en lugar de querer un beso o un abrazo de su padre, dicen los científicos. En el primer estudio de este tipo, los científicos descubrieron que los bebés sordos rara vez producían sonidos repetitivos, como 'ba-ba' o 'da-da', hasta que recibieron implantes auditivos, lo que pronto les ayudó a empezar a balbucear como sus compañeros sanos.

La profesora Mary Fagan de la Universidad de Missouri-Columbia dijo: "La investigación nos dice que los bebés están motivados al escuchar los sonidos que producen, por lo que estos sonidos son funcionales de alguna manera."

¿Realmente los bebés se dirigen a su papá? 

La investigación realizada por otros respalda la idea de que los bebés forman representaciones mentales de sus propios balbuceos, como estas cadenas de sílabas, que puede ser la razón por la que los bebés tienden a usar los sonidos que balbucearon en sus primeras palabras en lugar de los sonidos que son más comunes. en el habla que los adultos usan con ellos '.

Ella analizó los ruidos de 16 bebés con pérdida auditiva profunda antes y después de recibir implantes auditivos, y los comparó con los de 27 bebés sanos.

Antes de recibir los implantes, los bebés producían pocas vocalizaciones como 'ba-ba' o 'da-da'. Pero a los pocos meses aumentó el número de bebés que los hacían, el número de vocalizaciones que contenían sílabas repetitivas y el número de repeticiones en la cuerda como 'ba-ba-ba-ba-ba'.

Al respecto Fagan dijo: “El hecho de que presten atención a sus propios comportamientos y aprendan de ellos, especialmente en el habla, destaca cómo las propias experiencias de los bebés ayudan a su lenguaje, desarrollo social y cognitivo.

Esta investigación no disminuye la importancia del habla que los bebés escuchan de los demás, sabemos que necesitan aprender de los demás, pero aumenta nuestra conciencia de que los bebés no son solo receptores pasivos de lo que otros les dicen. 

"Están activamente involucrados en su propio proceso de desarrollo", explicó la experta.

 

Con información de Pérez Pedraza en Desarrollo de la comunicación y del lenguaje, 2011

snd


Compartir