VIDA SANA

Remedios caseros y baratos para la acidez

Existen varias alternativas sencillas que puedes aplicar para paliar estas molestias.

ESTILO DE VIDA

·
Mujer con acidez. Fuente: Emily frost / Shutterstock.com

La acidez es una de las dolencias más comunes entre la población adulta mundial. Se trata de un problema que se genera en el sistema digestivo en el tránsito que une el esófago con el estómago. Una vez ingerida la comida, las ondas rítmicas o movimientos peristálticos son los encargados de hacer descender de manera paulatina el bolo alimenticio hacia el resto de los órganos implicados en la primera etapa del proceso digestivo. 

Lo cierto es que una vez en el estómago, la materia que se ha ingerido es degradada gracias a los ácidos y enzimas que se encuentran en este importante órgano. Allí comienza la etapa de separación de los componentes de los alimentos para poder nutrir al cuerpo.  Cuando se produce acidez, justamente, se debe a que estos ácidos viajan hacia el esófago, generando un reflujo altamente ácido que produce ardor y afecta a las mucosas que en realidad no cuentan con el revestimiento que sí tiene el estómago. 

Alimentos picantes, demasiado café, hábitos por saludables como fumar y un componente genético que genera cierta predisposición, son algunas de las causas más frecuentes de este malestar. Si bien existen remedios de la industria farmacológica para realizar tratamientos para paliar la acidez, existen otros de tipo casero que pueden ser aliviadores. 

Aquí te contamos que hay algunos remedios posibles y sencillos para lograr disminuir los síntomas de la acidez.  

Bicarbonato de sodio: debes disolver una cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua. Esto ayudará a neutralizar el ácido, aunque debido a que contiene sodio, no es recomendable para aquellas personas que tienen hipertensión arterial.  

Jugo de aloe vera: en dietéticas y almacenes es posible encontrarlo. Se debe consumir media taza de este preparado antes de las comidas.  

Aloe Vera. Fuente: Unsplash

Chicle sin azúcar: debido a que la saliva colabora a diluir el ácido que asciende por el esófago, es recomendable consumir uno que no contenga azúcar después de ingerir alimentos. Después de unos 30 minutos, el alivio llegará.  

Banana: se trata de una fruta ideal, junto con la manzana para tratar este malestar en el momento debido a las particularidades de ambas frutas como protectores gástricos y potenciadores del descenso de los niveles de ácido en el cuerpo. 

Bananas cortadas. Fuente: Unsplash

Vinagre de Manzana: por ayudar a equilibrar el PH en el organismo este es un remedio ideal para combatir la acidez. Se debe mezclar tres cucharadas de vinagre en una taza de agua antes de cada comida o antes de acostarse y beber la preparación.