Responsabilidad afectiva: ¿Cómo evitar una relación tóxica?

Todos en algún momento hemos sentido ese tipo de "amor" que únicamente nos demuestra lo mucho que debemos trabajar en nosotros mismos

Responsabilidad afectiva: ¿Cómo evitar una relación tóxica?
Lo más importantes siempre será tu bienestar emocional. Foto: Especial

La inseguridad, los celos, los arranques posesivos, el control y la violencia en cualquiera de sus formas es una clara señal de un "amor enfermizo".

Pero quién nos dice lo que es amor "normal" o si debemos seguir el estereotipo de un amor pasional lleno de sacrificios en los que siempre lo "más importante" es el amor cueste lo que cueste.

El amor implica un acto de recreación sobre sí mismo y el poder compartir momentos y sentimientos hacia el enamorado, aunque éste también se va creando así mismo y sobre el otro. 

Todos, de alguna manera comenzamos a cambiar hábitos y actitudes con la finalidad de agradar a nuestra pareja y evitar problemas, sin embargo, una de las preguntas que todos debemos hacernos antes de iniciar una relación es ¿Qué tanto estoy dispuesta a ceder en la relación? ¿ Qué puede ser negociable? ¿Qué es lo que definitivamente no está a discusión?
 

“El amor es una emoción que por un rato nos permite calmar la angustia de que estamos solos en el mundo, cuando es sano”

Señales de un amor enfermizo

  • Sentimiento de posesión
  • Actitudes violentas en cualquiera de sus formas
  • Lo único que nos provoca es miedo, desgaste, dolor y aburrimiento
  • Temor a la soledad
  • Control en tus actividades
  • Cuestionamiento de tus gustos y formas de ser
  • Celos injustificados

Tips para no tener una relación tóxica

Identificar las señales y no romantizarlas ni justificarlas

Debemos entender que el amor debe surgir primero de nosotros mismos, al aceptar una relación enfermiza, lo más probable es que tenemos pendientes muchas cosas por trabajar a nivel emocional con nosotros mismos, no es normal el amor así, no es pasional y sobre todo, esa persona nunca va a cambiar.

Acércate a un especialista o toma terapia de pareja, es importante siempre priorizar tu propio bienestar.

 

Con información de MarthaDebayle.com

avh


Compartir