Salud: ¿Cómo detectar la anorexia en adolescentes?

La anorexia se caracteriza por un rechazo sistemático de los alimentos y suele ir acompañada de adelgazamiento extremo

Salud: ¿Cómo detectar la anorexia en adolescentes?
Las personas con anorexia tienen un medio irracional a aumentar de peso. Foto: Pexels

Los trastornos alimenticios entre los adolescentes pueden llegar a ser padecimientos graves. Sin embargo, su detección temprana aumenta las probabilidades de una rápida recuperación de la salud. La anorexia se caracteriza por un rechazo sistemático de los alimentos y suele ir acompañado de vómitos provocados y adelgazamiento extremo. 

Las personas con anorexia tienen un medio irracional a aumentar de peso y una visión distorsionada de su cuerpo, por lo que se esfuerzan por mantener un peso bajo mediante dietas, ayuno y/o ejercicio físico. 

Las personas con anorexia tienen una visión distorsionada de su cuerpo. Foto: Pexels

La bulimia y la anorexia tienen características similares, pero las personas que padecen de anorexia normalmente son extremadamente delgadas y con un peso mas bajo al normal, mientras que las que padecen bulimia pueden tener un peso promedio, o hasta sobrepeso.

¿Cómo detectar la anorexia en adolescentes?

Existen algunas de las características comunes que hacen sospechar si un adolescente está empezando a desarrollar una anorexia. Las mujeres suelen ser más afectadas por la enfermedad, aunque cada vez hay más varones que sienten la presión de tener un cuerpo perfecto. 

Algunas de las características que se deben tomar en cuenta para detectar el padecimiento son las siguientes: 

  • Las cantidades de alimentos son cada vez más pequeñas.
  • Evita las comidas familiares, argumentando que tiene que estudiar, que le duele la cabeza o el estómago o que ya ha comido.
  • Su humor empieza a cambiar. Se irrita con facilidad. Alterna cambios de ánimo que van de la depresión a la euforia.
  • La pérdida de peso empieza a ser aparente y no existe una causa.
  • Aumenta su actividad física, deporte y está siempre activa.
  • Desea preparar la comida y cocina para toda la familia.
  • Empieza a poseer un elevado conocimiento de los alimentos, su valor nutricional, sus calorías, etc.
  • Niega incesantemente que tenga un problema con la alimentación.
  • Duerme poco y su capacidad de concentración disminuye.
  • Nunca reconoce que está adelgazando, y asegura que está gorda/o.
  • Cada vez que come va al baño.
  • Juega con el plato y desmenuza los alimentos.
  • Empieza a restringir su alimentación, evitando cierto tipo de alimentos considerados calóricos.

Los padres deberán ser los primeros en acudir a un especialista, ya que este trastorno lleva al adolescente a una situación de autodestrucción y baja autoestima.

Si se detecta a tiempo, la persona puede verse recuperada en un periodo de entre seis meses y un año. Pero quien ya ha caído por completo en esta enfermedad pueden tardar hasta cuatro años en curarse del todo.

Con información de MEPIAR y El Mundo


Compartir