¿Cómo desarrollar la imaginación y creatividad en los niños?

¿De qué manera podemos estimular la imaginación y creatividad en casa?

¿Cómo desarrollar la imaginación y creatividad en los niños?

Seguramente han escuchado muchas veces que los niños tienen una gran imaginación, y eso es cierto. Sin embargo, el tiempo que pasan actualmente ante las pantallas, así como un estilo de vida en el que no se permite que el niño se aburra, puede ir afectando el desarrollo de la creatividad. Y lo más importante aquí, es ¿qué podemos hacer nosotros para ayudar a los niños a desarrollar la imaginación y la creatividad

En primer lugar, definamos qué es la imaginación y qué es la creatividad. La imaginación es la capacidad que tenemos de evocar imágenes en nuestra mente. Esto puede ocurrir por diversas causas, por recordar un suceso vivido, o por escuchar una historia, por ejemplo. La creatividad, por otro lado, es la capacidad que tenemos de resolver algo sin seguir ciertas instrucciones, con nuestros propios recursos y de una forma original.

  • Imaginación: Capacidad de visualizar imágenes o proyecciones en nuestra mente, sin que estén realmente presentes.
  • Creatividad: Cómo puedo resolver o inventar algo con los conocimientos previos, obteniendo un resultado único.

Y aunque todos los seres humanos tenemos dichas capacidades, el irlas estimulando nos permitirá que se desarrollen más. Pero, ¿de qué manera podemos hacerlo en casa?

Para desarrollar la imaginación:

  1. El juego: Una de las mejores herramientas, accesible a todos, es el juego. Jugar con nuestros hijos y recrear situaciones, por ejemplo, realizar una búsqueda del tesoro en casa, imaginando que un sillón es nuestro barco y describiendo una travesía por el mar, mientras cada quién cumple con una función en el barco. Podemos ser nosotros quienes propongamos el juego, pero iremos motivando a los niños a que nos cuenten más sobre la historia, si es que había una tormenta, o tal vez una ballena. Es sumamente importante que los niños se emocionen y verdaderamente puedan transportar sus mentes a los lugares imaginarios.
  2. La lectura: Otra gran herramienta para estimular la imaginación, es la lectura. Dependiendo de la edad del niño, podemos leerle o dejar que lea solo. Las historias están llenas de descripciones que nos hacen viajar inmersos a un mundo que se proyecta en nuestra mente. Sin duda los libros son una gran herramienta.
  3. Contar historias: Nada tan fascinante como una buena historia. Podemos empezar por ser nosotros quienes cuentan la historia, invitando así a nuestros hijos a soñar despiertos. Es importante describir los lugares, personajes y sucesos. Una buena historia siempre invita a querer escuchar más, y sin duda nos deja una buena enseñanza o imágenes que recordaremos incluso en nuestros sueños.

Para desarrollar la creatividad:

  1. Invitarlo a crear: Pintar, construir, reciclar materiales, hacer piezas de barro, tejer un telar… Es infinito el número de materiales que pueden usarse y las posibilidades que nos brindan. Es muy importante que los niños puedan acercarse a diversas técnicas y materiales. Nada mejor que sentarnos con ellos a pasar un buen rato, creando cada quién su propia obra. El acceder a diversos materiales, permitirá el desarrollo sensorial del niño. Es por eso importante que conozca muchas técnicas y materiales para crear.
  2. Libertad de actuación: Si bien, podemos enseñarles lo básico de las técnicas, por ejemplo, para pintar como debe utilizarse un pincel, como limpiarlo para cambiar de color, etc. O si queremos que conozcan alguna técnica en particular. Pero dando siempre libertad para actuar. La creatividad solamente podrá desarrollarse de esta manera. Podemos sugerir que pinten un árbol, pero un árbol es interpretado por cada persona de distinta manera. Permitamos esa libra expresión y fomentémosla. Es muy triste ver que en un salón de clases todos los niños dibujan un perro de la misma forma porque así les enseño el maestro. Disfrutemos de la diversidad de las creaciones y de las posibilidades de cada niño.
  3. Incentivar observación: Fomentar la investigación y la exploración, le brindará al niño información de una manera significativa. Motivémoslos a hacerlo. Y hagámoslo junto con ellos. Al observar un insecto podemos describir su color, cómo son sus alas, la forma de su cuerpo. Investigar qué come y cuánto vive. Invitemos y permitamos que los niños sean curiosos y exploren el mundo.

Escucha y descarga el podcast Punto Saludable

 


Compartir