El Son del Dolor; Entérate la increíble historia de esta canción de La Cuca

Esta canción surgió casi por casualidad, pero se convirtió en uno de los temas icónicos del grupo

El Son del Dolor; Entérate la increíble historia de esta canción de La Cuca
HISTORIA VIVA. El grupo estrenó esta pieza en el disco "La Invasión de los Bláticos"

Un día mientras jugaba en la patineta con sus amigos, Galileo Ochoa, exguitarrista de La Cuca, vio cómo un hombre sacó varios discos para tirarlos a la basura. Los jóvenes se acercaron para llevarse alguno. Durante la repartición, el ahora músico negoció con uno de ellos para quedarse con uno de Led Zepellin. Eso marcó el momento que años después detonaría en el inicio de uno de los íconos del rock, quien es responsable de la canción "El Son del Dolor"

Según lo que ha narrado en entrevistas por el artista mejor conocido como Galo, desde entonces supo que quería dedicarse a la música. Cuenta además que La Cuca inició como muchas bandas: un grupo de conocidos que tocan en un cuarto y se pulen a sí mismos hasta alcanzar el sonido que desean.

Una de las influencias de la banda, comenta, fue la banda AC/DC, quien les permitió explorar el diseño musical con el que fue conformado el conjunto mexicano que fue responsable de "Señorita cara de pizza", "Implacable", "Don Goyo", entre otras. 

¿Cómo surgió el Son del Dolor?

Galo ha explicado en algunas ocasiones que el surgimiento de "El Son del Dolor", una de las canciones más queridas por el público se dio casi de improviso y que pudo haberse quedado olvidada en el tintero de no haber sido por una casualidad. 

Según cuenta el músico, él trabajaba en una estación de radio haciendo jingles. La mayoría de ellos, asegura, le eran regresados por no cumplir con lo que las marcas esperaban. En una ocasión le encargaron hacer uno para una marca de jabón, pero no gustó al auspiciador porque le pareció muy fuerte para lo que quería comunicar. 

Ochoa decidió mostrárselo a la banda. Como parte de un juego, José Fors, vocalista del grupo, lo musicalizó con un ritmo que recordaba al son jarocho para divertirse. La idea fue avanzando y después de escribir el coro el conjunto siguió experimentando hasta que llegaron al resultado que llegó al disco "La Invasión de los Blátidos" en 1990, una de las producciones más recordadas de esta escuadra. 

Fors tenía desconfianza de lanzarla al público, debido a que era una canción de amor que contrastaba junto a otras piezas que solían tener mensajes más rudos. Los temores fueron infundados, debido a que esta pieza fue una de las más reconocidas de La Cuca, se encuentra en las listas de mejores éxitos mexicanos e hizo sonar a los tapatíos en países como Colombia o España.

GDM


Compartir