AUDITORIO NACIONAL

Auditorio Nacional reabre sus puertas con nuevas mejoras

El Auditorio Nacional reabrirá sus puertas con nueva tecnología en los sistemas de audio, iluminación y pantallas para estar a la altura de eventos internacionales

ESPECTÁCULOS

·
El Auditorio Nacional se renueva. Foto: Edgar Rubio

Luego del receso que provocó la pandemia de COVID-19, el Auditorio Nacional reabre sus puertas y presenta una renovación en el sistema de audio, iluminación y pantallas que mejorará la experiencia de los artistas en el escenario y del público en cualquier parte del recinto. 

Tan sólo en el sistema de audio se instaló un equipo de 144 bocinas que ofrece una acústica privilegiada desde cualquier butaca. El material se distribuyó de manera lineal a la derecha y a la izquierda, y bocinas complementarias en la parte frontal y en el interior del escenario, porque algunos artistas las piden, y unas más en el techo para llegar al punto más lejano. Este sonido también se incorporó al Lunario. 

“La marca de este sistema es líder en eventos masivos y tiene una preferencia en el mercado por su capacidad de dividir las frecuencias sonoras de los graves, medios y agudos. Entre los artistas que prefieren este equipo están Luis Miguel y Alejendro Fernández”, contó Nico Peláez, director de Producción de Coloso de Reforma.

Las pantallas laterales también fueron reemplazadas con equipos 4K, mejorando cinco veces la calidad de imagen y 40 por ciento más grandes que las anteriores. Además, cuentan con un sistema retráctil que permite elevar las pantallas a la altura que cada espectáculo requiera.

“Esto deja al descubierto las flautas del órgano monumental que el recinto tiene, que es uno de los más grandes del mundo e importante de Latinoamérica, a los costados del escenario. Las pantallas tardan un minuto en subir y el mismo tiempo en bajar”, agregó.

AMIGABLES CON EL AMBIENTE

Finalmente, el tercer cambio fue en el equipo de iluminación de sala. El lugar cuenta con 250 luminarias en la parte del plafón y puente, que fueron sustituidas por una tecnología basada en led, esto permite llegar a una gama de colores más amplias para cumplir con los requerimientos de cada producción. Además, su uso ahorra un 80 por ciento de energía eléctrica, en comparación a su sistema anterior.

“Estamos muy contentos de incorporar esto al Auditorio Nacional, antes nuestro sistema de luces sólo prendía y apagaba, con un consumo alto de energía, al prender la sala se gastaban 250 mil watts. Ahora con esta tecnología se baja el consumo, ya que cada que se prende la sala es de 350 watts cada una, y dependiendo el uso, podemos llegar a un ahorro de 80 por ciento en consumo de corriente. Eso nos permite destacar entre los recintos eco amigable con el medio ambiente”, dijo.

alg