Festival de Cine de Toronto celebra edición singular para recordar

Toronto por ejemplo atrae en cada edición aproximadamente 480,000 asistentes a sus eventos programados. Es el festival con más afluencia de público en el mundo.

Festival de Cine de Toronto celebra edición singular para recordar
Es el festival con más afluencia de público en el mundo Foto: Especial

“Tenemos que regresar al cine” es la frase que han adoptado los directores de los principales festivales de cine que se efectúan en medio de la contingencia sanitaria. Algunos de estos eventos se celebran de manera presencial como Venecia y San Sebastián (el cual se celebra en estos momentos), otros son una especie de híbridos que combinan los actos públicos con la actividad en línea. El Festival de Cine de Toronto optó por esta última modalidad.

Los medios de comunicación internacionales que comúnmente cubrimos la celebración en la entidad canadiense tuvimos que sujetarnos a la norma en esta ocasión de ver las películas de la programación a través de una plataforma digital. Esta particularidad tiene sus pros y sus contras, por un lado hay una selección de películas sujetas a restricciones regionales por distribuidoras o productores (México no fue la excepción) por lo cual estos títulos fueron imposibles de ver en línea en nuestro país además de la imposibilidad de asistir personalmente a los memorables encuentros entre cineastas y público característicos de una celebración como la de Toronto. Finalmente, la mezcla de la atmósfera de la ciudad, su gente y pasión por la cinematografía hace que un festival tenga una personalidad particular.

Toronto por ejemplo atrae en cada edición aproximadamente 480,000 asistentes a sus eventos programados. Es el festival con más afluencia de público en el mundo. Por otra parte, hay un confort innegable en el hecho de ver los distintos títulos que constituyen la programación en la comodidad del hogar y en una condición de horarios mucho más manejable que lo que sucede cuando presencialmente tienen que asistir a las funciones de prensa.

A pesar de estas singularidades aparentemente novedosas en esta modalidad pudimos detectar algo que es manifiesto y es que el 2020 es un buen año cinematográficamente hablando.

Lo que se presentó

EL CHICO DE MEDELLÍN. Sin duda alguna una de las producciones más esperadas pues se trata del testimonio que documenta el concierto que simboliza el retorno de J Balvin a casa en medio de una crisis política regional.  Hay buenas intenciones evidentes sin embargo el director Matthew Heineman pierde el propósito contundente (si es que alguna vez lo hubo) derivando en una película fría y trivial. Solo para los fans entusiastas del artista.

SPRING BLOSSOM.  Esta producción francesa fue el gran descubrimiento del festival. Dirigida y actuada por Suzanne Lindon (con tan sólo 20 años), el título es parte de la Selección De Cannes 2020 y narra la historia de amor entre una adolescente de dieciséis años y un hombre en sus treinta y tantos. Lo interesante aquí es la visión astuta de quien nos parece es una realizadora en ciernes a seguir y quien cuenta esta peculiar anécdota en medio de una histeria colectiva que demanda corrección política.

SUMMER OF 85. Una producción dirigida por Francois Ozon siempre llama la atención dentro de la programación de un festival de cine. El director francés aborda en esta ocasión el tal recurrente asunto de ‘el verano donde se perdió la inocencia’ eficazmente ejecutado. Probablemente  el hecho de que la historia transcurra en la década de los ochenta provea a este título de una dirección de producción y una exquisita banda sonora a destacar entre sus valores.

ASIA.  Película que llega de Israel protagonizada por Shira Haas (Poco Ortodoxa) en donde se plantea una relación madre e hija nada convencional. Es un drama un tanto habitual sin embargo presenta una eventualidad que no estamos acostumbrados a ver de ese país, la manera en la que dos mujeres tratan de sobrevivir en una sociedad que paradójicamente se parece mucho a la nuestra. Este título, por cierto, fue la cinta de apertura del Festival Internacional de Cine de Guanajuato.

PIECES OF A WOMAN. Probablemente la cinta más comentada de la selección la cual nos presenta un poderoso drama sobre una mujer cuyo luto provocado por una trágica pérdida la lleva a experimentar un viaje emocional. Vanessa Kirby es la protagonista de la historia en el rol de Martha quien automáticamente se convierte en una sólida contendiente en la categoría de la mejor interpretación femenina del año. Seguramente esta película encontrará fácilmente distribución en México.

Además de la selección cinematográfica se realizaron algunas sesiones master class con los protagonistas de la escena fílmica de este año como Luca Guadagnino, Saoirse Ronan y Halle Berry quien presentó en el festival su ópera prima como realizadora.

Por: Oscar Uriel 

dhfm

 


Compartir