Yo soy Betty, la fea: Así se ve Román, el malo de la historia, ahora es un galán

Román es el vecino que le hizo la vida imposible a la protagonista de Yo soy Betty, la fea; fue interpretado por el actor colombiano Diego Cadavid

Yo soy Betty, la fea: Así se ve Román, el malo de la historia, ahora es un galán
El actor ahora tiene 41 años y se ha convertido en un verdadero galán. Foto: Captura de Pantalla

Si eres de los que sigue la telenovela de Yo soy Betty, la fea y te consideras fan, seguramente sabes quién es Román. Aquel vecino que se la pasaba molestando y burlándose de Beatriz Pinzón, junto a sus amigos del barrio le hacían la vida imposible a la protagonistas, pero ahora este actor se ha convertido en un galán

Han pasado muchos años desde que la telenovela se estrenó en Colombia, y es de espera que sus actores y actrices hayan sufrido muchos cambios, pero debemos reconocer que para algunos los años han caído mejor que para otros, es el caso de Diego Cadavid, quien hizo el papel del vecino malo de Betty

El actor colombiano, ahora tiene 41 años y en su carrera ha trabajado en proyectos como “El cartel de los sapos” y “Señora acero”, Cadavid es muy activo en su cuenta de Instagram, donde desde hace mucho tiempo se deja ver en fotografías con las que arranca suspiros a sus seguidores. 

Así se ve Román, el malo de la historia

Diego no solo es actor, continúa en el mundo de la actuación, pero desarrolla a la vez sus otras pasiones: la fotografía y la música, además también se desarrolla como productor. 

De acuerdo con un medio local, el año pasado Cadavid sorprendió a su público al confesar que había afrontado problemas emocionales como la depresión, pero según declaraciones del actor, finalmente entendió que debe cuidar su mente tanto como su físico, por esa razón decidió implementar la meditación a su estilo de vida.

Aunque Diego sólo participó en 18 capítulos del melodrama, logró quedar en la memoria de los seguidores de Betty la fea, y ser recordado para siempre como el vecino malo que le hacía bullyng a la protagonista.


Compartir