Carlos Villagrán: fama y rencor marcaron gran parte de su carrera | PODCAST

Pocos saben que el histrión obtuvo su primer trabajo como fotógrafo para el periódico El Heraldo de México

Carlos Villagrán: fama y rencor marcaron gran parte de su carrera | PODCAST
Carlos Villagrán logró ver su triunfo y rotundo éxito, de la mano de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”. Foto: Especial

Todo el mundo reconoce esta frase: “¡Ay! Ya cállate, cállate, cállate, que me desesperas…” ¿Y cómo no? Si le pertenece a uno de los actores más reconocidos a nivel nacional e internacional, orgullosamente mexicano.

Nos referimos a Carlos Villagrán Eslava. Nacido el 12 de enero de 1944, en un principio fue apodado en sus inicios como: “Pirolo”, mismo que logró ver su triunfo y rotundo éxito en la década de los 70, de la mano de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”. 

Fue el segundo de cuatro hermanos, hijo de Carlos Villagrán y Eva Eslava, quienes provenían de una familia de escasos recursos, en donde su padre se desempeñaba como fotógrafo en la Alameda y parques de la Ciudad de México para poder darle lo necesario a su familia.

De ahí su interés por la fotografía en un principio, ya que Carlos acompañó en muchas ocasiones a su padre a trabajar, y fue así como aprendió a tomar las instantáneas. Más adelante, combinó sus estudios con su trabajo. Él solamente estudió hasta el segundo año de secundaria.

Carlos Villagrán y El Heraldo de México

En sus inicios formó parte del elenco de humoristas del programa Radio Rochela, una cadena de Radio Caracas Televisión, para los cuales escribió y produjo contenido. Pocos saben que el histrión obtuvo su primer trabajo como fotógrafo en 1967, cubriendo como fotorreportero los Juegos Olímpicos que se desarrollarían en el siguiente año, para el periódico El Heraldo de México.

Aunque su verdadera vocación no estaba en la fotografía, sino en la comedia, y es por ello que aprovechándose de la credencial que obtuvo como fotógrafo de prensa, en 1968 comenzó a visitar las instalaciones de Telesistema Mexicano. 

Así fue como se adentró en el ambiente que realmente le gustaba, la actuación y la comedia. Él mismo quien le pidió trabajo a los productores y cómicos de su época, entre ellos y los más reconocidos: Gaspar Henaine “Capulina”, Eduardo Manzano y Enrique Cuenca “Los Polivoces”. 

Comenzó a trabajar de extra en los sketches y parodias, destacando por su actuación y comicidad, interpretando diversos papeles secundarios, todo esto antes de migrar a la Televisión Independiente de México, en vez de ser el tradicional Canal 8, de donde salió la idea de “El Chavo del 8”.

Rubén Aguirre, el contacto para la fama

Villagrán Eslava también formó parte del elenco del programa “Bartolo” al lado de Enrique Guzmán. Pero fue en “El Club de los Millonarios”, cuando conoció a Rubén Aguirre, quien también fue actor, director y productor, con quien comenzó un programa llamado “El Club de Shory”, interpretando un papel irrelevante de una viejita llamada “Lola Mento”.

Sin embargo, Carlos Villagrán no alcanzó el éxito con ninguno de estos papeles. En 1971, fue cuando conoció a Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, gracias a un golpe de suerte. La conexión entre los cómicos fue directa gracias a Rubén Aguirre. 

Resulta que por aquellos años, Roberto Gómez Bolaños realizó una fiesta en su casa e invitó a todos los que trabajaban con él en ese momento. Rubén Aguirre tuvo la idea de invitar a Carlos Villagrán a la fiesta, y aprovechó para interpretar un pequeño scketch cómico junto con Aguirre. 

Fue tanta creatividad, ingenio y comicidad de ambos, que lograron impresionar bastante a Chespirito, quien no dudó ni un solo momento para invitarlos a formar parte del elenco del segmento semanal: “Los supergenios de la Mesa Cuadrada”, mismo que se transmitía dentro del programa “Sábados de la Fortuna”.

En 1973 cuando el programa: “Sábados de la Fortuna” se terminó, Carlos Villagrán continuó trabajando para Chespirito, pero ya dentro de la barra cómica oficial que dio comienzo a los programas unitarios de “El Chavo del 8” y “El Chapulín Colorado”, mismos que se convirtieron en series de fama internacional. 

Para “El Chapulín Colorado”, trabajó también dándole vida a varios personajes, y en muchos de ellos, utilizó su nombre de pila: Carlos. Entonces, fue así que Carlos nunca imaginó el impacto que lograría alcanzar con “Quico” el personaje que sin duda marcó su vida para siempre. 

“Quico”, el personaje con el que conquistó al mundo 

Una vez que encarnó definitivamente el papel de “Quico”, fue reconocido por darle vida a ese niño que vestía de marinerito, con su traje bien planchado, limpio y gorro tricolor. “Quico” fue el niño más presumido de la vecindad e hijo mimado de "Doña Florinda", que humillaba a todos por ser el único que tenía dinero y gozaba de una clase social muy diferente a la de los demás.

Su personaje era inolvidable, gracias a sus icónicas frases: 

“Chusma, Chusma”; “No me simpatizas”; “¿Qué me habrá querido decir?”; “Te voy a acusar con mi mamá”; y obvio, a sus cachetes inflados, características que siempre lo distinguían entre los demás actores, pues era sorprendente para el público ver cómo fluían sus diálogos, sin dejar de tener sus pómulos de la misma forma y seguir haciendo la característica voz que todos conocemos. 

La polémica salida de Quico del programa

Durante años, todo fue miel sobre hojuelas, pues fueron bastantes los años en los que la serie se mantuvo en el gusto del público, durante todo el tiempo que duró la serie. Cabe destacar que Carlos Villagrán siempre mantuvo una versión tras su pelea con Chespirito y sobre las razones que lo orillaron a abandonar definitivamente la serie: 

“Roberto Gómez Bolaños me quería fuera del programa, porque tuvo celos profesionales, tras el éxito alcanzado con mi interpretación de Quico”. En efecto, la salida de Villagrán detonó en la pérdida irreparable de muchas cuestiones, entre las que destacaban su éxito y fans, pues ya no era lo mismo ver a Doña Florinda sin su hijo. 

Es importante saber la versión que dio Bolaños sobre la pelea que tuvo con Villagrán, cuando este aún vivía. “Chespirito” casi nunca habló de ello, sin embargo, en una entrevista para el programa “Conversaciones con David Estrada” en 2003, dijo lo siguiente: 

“Después de su salida de “El Chavo del 8” a Carlos Villagrán no lo veo nunca, porque tuvo un comportamiento un poco raro. A él no lo culpo, porque Carlos me dijo que se quería ir y le dije que se fuera, como también se lo dije a Rubén Aguirre, reiterándole a cada uno que las puertas estarían abiertas para cuando ambos quisieran regresar”.

Carlos Villagrán le pidió a Chespirito permiso para seguir interpretando a “Quico” fuera del programa que lo vio nacer, debido a que Villagrán creyó ser el creador de “Quico” desde un principio. Lo que nunca imaginó, es que "Chespirito" se negó rotundamente y le dejó muy en claro que el único creador del emblemático “Quico” era él, que no por el hecho de interpretarlo, podía sentirse el dueño. 

El cómico interpuso una demanda legal en contra de Gómez Bolaños; reclamando los derechos del personaje, pero Bolaños ganó porque en su poder tenía un documento en donde cada uno de los actores de “El Chavo del 8” firmaron con su puño y letra reconociéndolo a él como único dueño de todos los personajes.

Ramón Valdés afirmó en su momento en una entrevista a la revista TV y Novelas en 1981, que Carlos Villagrán se había hecho pasar como la víctima, en realidad fue todo lo contrario; pues dio a entender que fue él quien ‘perdió el piso’ debido a la fama y popularidad que alcanzó dentro de la serie, mismas que lo hicieron comportarse sin disciplina y queriendo hacer las cosas a su modo. De hecho, “Don Ramón” también dijo en esa entrevista que él fue quien le dio consejos en cuestiones de actuación.

También destacó en el cine y con todo el elenco de la famosa serie de "El Chavo del 8"; en una de las dos icónicas películas que "Chespirito" escribió que estaban centradas en el futbol, la otra pasión que caracterizó a Bolaños. Ambas cintas no tenían nada que ver con "El Chavo".

Se titularon: "El Chanfle" estrenada en 1979, mismo año en el que Villagrán se alejó de Bolaños; y "El Chafle 2", secuela de la primera, en donde Carlos ya no participó. Años después, Valdés se hizo compañero de Carlos Villagrán en los programas: “Federrico” en 1982 de Radio Caracas y “¡Ah, qué Kiko!” de Imevisión en 1987.

La famosa serie finalmente terminó luego de ser devorada por la fama y éxito, gracias a que el ego, la ambición y el recelo de varios actores, entre ellos Villagrán.  

¿A qué se dedica en la actualidad?

Carlos Villagrán se casó tres veces y es padre de seis hijos a quienes presume muy orgulloso en sus redes sociales y dice que los ama con todo el corazón. En su vida profesional, viajó por Latinoamérica con su espectáculo llamado “El circo de Kiko'', presentándose con su personaje de toda la vida, donde modificó el nombre original que se escribía con letras "Q" y "C" a “Kiko” escrito con ambas letras ''K”, para poderlo utilizar sin problemas.

En el año 2010, concretando parcialmente su decisión de retiro de los escenarios, realizó una presentación en Brasil, en donde anunciaba su retiro de forma oficial, luego de dar vida por más de 30 años, al personaje que muchos amaron y siguen queriendo. Pese a que había anunciado ya su retiro en 2017, se anunció una película titulada: “¿Cómo convertirse en el peor alumno de la escuela?”, donde el actor tendría el papel antagónico de Ademar, interpretando al director de la escuela. 

En el mes de junio de 2018 dejó de interpretar a su personaje por un tiempo, para dedicarse a su vida personal. Luego, en 2019 tuvo una aparición espontánea al lado de Eugenio Derbez, en su canal oficial de Youtube, dándole vida al entrañable “Quico”, haciendo un scketch basado en la película: “Dora y la Ciudad perdida”.

¿Qué fue de Carlos Villagrán?

En 2020, Carlos Villagrán tuvo varias apariciones recientes en algunos programas de televisión, en su mayoría dando entrevistas de lo que acontece en la vida actual.

Por ejemplo, en abril de este año, cuando ya estaba en todo su apogeo a la pandemia por Covid-19, de la cual por cierto, Carlos considera que es una gran mentira, narró que mientras estaba de vacaciones en su casa de Houston, Texas, con su esposa Rebeca Palacios, se tuvo que quedar durante todo el confinamiento en dicho lugar; pero que no entró en etapas de ansiedad o crisis de estrés, porque le gusta hacer muchas cosas en el hogar, una de ellas es cocinar. 

Carlos aseguró que siempre se mantiene en contacto con su familia. Por cierto, en esa ocasión dijo que tuvo que cancelar presentaciones por Centro y Sudamérica, debido al coronavirus

Hubo otra ocasión en que se le contactó para que emitiera su opinión respecto a la polémica decisión que Roberto Gómez Fernández tuvo respecto a cancelar las retransmisiones del programa “El Chavo del 8” en todo el mundo. 

En la mayoría de las entrevistas afirmó que para él fue una sorpresa que haya sucedido esto y que nadie le explicó nada, que no se comunicaron para decirle algo al respecto; pero que tampoco le extraña, pues cuando aún vivía Gómez Bolaños, éste ya no le dirigía la palabra, menos lo iba a hacer el hijo del creador de la serie.

El actor asegura que en estas decisiones nunca fue tomado en cuenta y que además, es “Quico” el personaje que más vende y llama la atención entre todos los demás. Aseguró que el perder las regalías de la ANDI (Asociación Nacional de Intérpretes) no le afectaría del todo.

Preparan serie autobiográfica de “El Chavo del 8” y de “Quico”

Carlos Villagrán ha dicho que está enterado de la serie autobiográfica que se prepara de Roberto Gómez Bolaños, con la plataforma de streaming Netflix, de la cual hasta ahora no se han dado más detalles. Él ha dicho que si esa serie se concreta, no tendrá ninguna participación especial y tampoco sabe cuál actor lo interpretaría.

Apenas la semana pasada, en una entrevista para “Ventaneando”, el actor afirmó que Netflix lo contactó para hacer una serie sobre su vida; pero debido a la cancelación de proyectos en todo el mundo, están esperando para que él pueda dar el sí definitivo.  

Para finalizar, Carlos Villagrán se mantiene muy activo en sus redes sociales, específicamente en su cuenta oficial de Instagram y en la de Facebook, puesto que Twitter no tiene aún una cuenta verificada. A través de las redes es en donde se mantiene en contacto directo con sus seguidores, pues sube continuamente fotografías y videos agradeciendo a todos los fans, principalmente de México y Latinoamérica, el cariño y el amor que le siguen demostrando luego de 50 años de carrera artística, misma que lo ha colocado en el gusto del público durante muchas generaciones. 

Escucha y descarga todos los episodios de ¿Qué fue de…?


Compartir