ELECCIONES

¿Qué implica el voto nulo en las elecciones? Te explicamos las consecuencias de abstenerse en las urnas

El voto también se vuelve nulo si el elector marca dos o más partidos que no forman parte de la misma coalición.

La votación válida emitida determina si los partidos mantienen su registro. Foto: Cuartoscuro
Por
Escrito en ELECCIONES el

A pocos meses de llevarse a cabo las elecciones más grandes de México, ciudadanos de diferentes entidades aún no se han decidido a quién dar su voto, mientras que otros piensan en hacer el voto nulo. Pero, ¿sabes lo que pasaría si anulas tu voto?

De acuerdo con la Ley General Instituciones y Procedimientos Electorales, los votos nulos son aquellos que suceden cuando la boleta es depositada en la urna sin haber marcado ningún cuadro de partido o candidato. 

El voto también se vuelve nulo si el elector marca dos o más partidos que no forman parte de la misma coalición. 

Cabe mencionar que un voto nulo y anular el voto no son lo mismo. 

Según el Académico Christian Roberto Salazar Montiel de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, un voto nulo podría resultar en una votación de manera incorrecta, es decir, que podría ser de manera accidental o por desconocimiento del votante, quien comete el error al escribir sobre la boleta. 

Mientras que anular el voto es una acción deliberada para que el voto no cuente. Un ejemplo de esto sería dejar la boleta en blanco, escribiendo leyendas como “anulo mi voto”, “voto por mi” o tachando y rayando toda la boleta. 

Con estas acciones, el ciudadano estaría expresando no está de acuerdo con ninguna de las propuestas de los candidatos o del sistema electoral. 

¿Cómo afectan los votos nulos?

Los votos anulados de manera accidental o intencional, así como las boletas en blanco también se cuentan el día de la elección y forman parte de la votación total emitida, que incluye a todas las boletas que entran a las urnas. 

Sólo se consideran votos válidos para definir quiénes serán las o los candidatos ganadores. Aunque hubiera más votos nulos que válidos, aún así habría ganadores. 

El único efecto de los votos nulos es que si la cifra es mayor a la diferencia entre los candidatos se tendría que hacer un nuevo conteo. 

En las elecciones presidenciales de 2018, el Instituto Nacional Electoral (INE) registró más de 56 millones de votos, de los cuales cerca de 1.6 millones fueron votos nulos. Lo que representó el 2.42% del total de los votos emitidos. 

Mientras que en 2012, un millón 191 mil 059 votos fueron nulos, lo que representó un 2.45% del total de las votaciones. 

Por otra parte, Montiel explica que anular el voto de manera intencional o simplemente por no acudir a las urnas podría crear una “distorsión”, pues no se logra ver la representación real de la población y a quién apoyan, lo que hace que el resultado final parezca “artificial”; lo que significa que, aunque uno de los candidatos parezca favorecido por el total de los votos no significa que este sea quien realmente cuenta con el apoyo de la ciudadanía. 

Por su parte, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales dice que la votación total emitida es la suma de todos los votos depositados en las urnas, pero si se le restan los votos que fueron anulados, al final se obtiene la votación válida emitida. 

La votación válida emitida determina si los partidos mantienen su registro y son parte del cálculo con el que se determina el financiamiento público que cada partido obtendrá. Es decir, con voto o sin voto, el dinero será repartido, incluso al candidato menos popular. 

Analistas aseguran que un alto porcentaje busca de votos nulos y abstencionismo, buscan dar un mensaje de descontento; sin embargo, pueden determina dejando las decisiones que afectan a tos en menos de unos cuantos, te sientas o no representado por por los postulantes. 

Montiel asegura que el gobierno necesita saber qué es lo que opina la gente para impulsar un proyecto, de lo contrario, a la larga podría traer un mayor descontento. 

Por otra parte, Montiel, reafirma que el sistema electoral mexicano está pasando por un momento muy crítico que requerirá un replanteamiento que a futuro promueva la confianza de la ciudadanía. 

Mientras que eso sucede, el académico, invita a los votantes a reflexionar sobre el riesgo que representa la anulación del voto, pues cree que es dejar en manos de otro el futuro del país. 

Evita un voto nulo por accidente

El voto debería ser algo muy sencillo, pero en México es un poco más complicado, lo que lleva a algunos ciudadanos a cometer errores a la hora de votar. 

Uno de los elementos que más confusión causa son las coaliciones. Si en la boleta se marca a 3 partidos que no están en la misma coalición, el voto se vuelve nulo, pero si se marca a 3 partidos que van en la misma coalición es válido. 

Es por eso que si vas a votar por una coalición y estás interesado en que tu voto cuente para que los partidos mantengan su registro, debes tener claro que partidos se encuentran en la coalición por la que quieres votar, el ámbito -local, estatal o federal. 

 

efve