CONSUMO DE ENERGÍA

¿El recibo de luz te llega muy caro? Esto es lo que pagas en la cuota y formas de disminuirla

La tarifa de consumo de energía eléctrica depende de diversos factores, pero los hábitos de consumo son una variante considerable

ECONOMÍA

·
En gran parte, los hábitos de consumo determinan tu gasto de luz
La CFE establece tres niveles de consumo de energía eléctrica

Seguramente has observado que tu recibo de luz varía en forma constante. Esto es porque el consumo de energía depende de diferentes variables. Además, la tarifa depende de diversos factores que a continuación vemos al detalle.

¿Cómo se considera el cobro de luz?

De acuerdo con la Profeco, la cuota varía de un hogar a otro y depende de tres variables: condiciones climatológicas; cantidad de focos y aparatos electrodomésticos que se tiene en casa, así como el tiempo que permanecen conectados y por último, los hábitos de consumo que tengas.

También la CFE establece tres niveles de consumo, los cuales están representados en tu recibo de luz y se pueden identificar de acuerdo a los siguientes colores: en verde se establece el nivel básico; para el intermedio se representa en amarillo y el excedente en rojo.

¿Cuál es el criterio para establecer las tarifas domésticas?

Si tienes un menor consumo de luz tendrás “un mayor apoyo gubernamental”, pero si tienes un gasto mayor, este disminuirá. También hay que considerar que las tarifas “son de carácter general y el factor principal para aplicarlas dependerá del comportamiento de las temperaturas medias mínimas de cada localidad durante el verano”.

Si quieres conocer a detalle las tarifas domésticas de acuerdo a tu localidad, las puedes consultar en este enlace.

Es importante considerar que si rebasas esos límites durante un año, tu tarifa se reclasificará a Doméstica de Alto Consumo (DAC), por lo que tu cuota se elevará considerablemente.

¿Cómo pagar menos en mi recibo de luz?

Trabajo en casa. La CFE recomienda que establezcas horarios de labores y comida. ¿Por qué? Así evitarás que abras el refrigerador de manera constante. Recuerda que este aparato es de los que mayor consumo de energía genera.

Aprovechar al máximo la luz natural. Ubica en casa un lugar bien iluminado para trabajar y conecta solo que usas en ese momento.

Aparatos electrodomésticos. Es importante que establezcas la rutina de desconectar los aparatos que no utilizas. También una vez que acabes de utilizarlos, desenchúfalos para evitar el gasto de energía. De igual forma procura no trabajar con equipo de audio o televisores encendidos mientras haces tus labores.Si te es posible, puedes optimizar el consumo de energía utilizando el software de tu equipo de cómputo.

Cambia los focos halógenos. Este tipo de focos consumen más energía. Por ello, se recomienda aprovechar al máximo la luz natural. De requerir iluminación especial, se recomienda combinar la luz natural con lámparas fluorecentes.

Uso de lavadora. Evita al máximo usar la ropa que requiere ciclos de lavado especiales. Trata de usar un cambio de ropa al día y que sea de fácil lavado. Ahorrarás energía con programas de lavado con agua fría y procura llenar la lavadora al máximo permitido en el instructivo de uso del fabricante.

Si tienes secadora , solo úsala cuando el clima no sea favorable. Como lo hemos dicho, aprovecha al máximo la luz solar.

Sigue leyendo:

¿Cómo reportar fallas de luz a la CFE desde el celular? Te decimos Paso a Paso