¿Qué son los billetes radar y por qué los coleccionistas pagan más por ellos?

Estos artículos suelen ser piezas más interesante para los amantes de la numismática

¿Qué son los billetes radar y por qué los coleccionistas pagan más por ellos?
SON PRECIADOS. Estos artículos suelen venderse más caros

El coleccionismo de billetes y de monedas se da de manera diferente en varias partes del mundo; sin embargo, hay un factor que siempre beneficiará el que el dinero se convierta en un artículo de colección más valuado que otro, sin importar el país del que venga: su numeración

Una de los principales características que se buscan en estos objetos es que su número de serialización sea menor. Es decir, si uno de estos artículos tiene una doble AA o una cifra muy baja tendrá un mayor costo entre los amantes de la numismática, debido a que se tratará de uno de los primeros que fueron impresos o son parte de la fase de pruebas. 

 En México y en varias naciones, el papel moneda incluye ocho números que permiten saber qué billete de un lote es el que se tiene en las manos. Esto, además de permitir un mayor control para el Banco de México a la hora de producción, también se convierte en un elemento que puede resultar atractivo para los compradores. 

¿Qué son los billetes radares?

Los billetes radar, también conocidos como palíndromos o capicúas, son aquellos que tienen una secuencia numérica que se puede leer igual de derecha a izquierda que de izquierda a derecha. 

A los dedicados a este tipo de coleccionismo les atrae porque son piezas raras que no se presentan frecuentemente y, por lo tanto, están dispuestos a pagar más por ellos. 

En algunos casos, el valor que suelen darles los vendedores se puede duplicar o triplicar, información que es útil cuando además se trata de una pieza que ha salido de circulación o es de la primera impresión. 

Hay "palíndromos imperfectos" o "palíndromo parcial", los cuales incluyen solamente algunas partes de este número coinciden con la misma lectura sin importar el sentido y los cuales pueden aumentar un poco su valor, pero nunca se tratarán de la misma forma que una capicúa perfecta. 

Oficialmente estas unidades de dinero no son consideradas más valiosas de manera oficial, debido a que ante las autoridades solamente puede dársele su valor nominal; sin embargo, los amantes de la numismática deciden darle un costo más alto debido a su rareza. 

GDM


Compartir