¿Quieres comprar casa o departamento y no puedes salir de casa? Vuélvete experto en los recorridos virtuales

La crisis sanitaria ha cambiado la forma en la que se pueden visitar las viviendas que se quiere comprar

¿Quieres comprar casa o departamento y no puedes salir de casa? Vuélvete experto en los recorridos virtuales
QUE NO TE ESTAFEN. Es posible comprar algo sin verlo, pero se debe tener cuidado

La pandemia derivada del coronavirus ocasionó que algunos mercados tuvieran que comenzar a hacer recorridos de manera virtual para ofrecer sus servicios. A esta dinámica se sumaron las empresas inmobiliarias, las cuales han manejado visitas a casas y departamentos a través de dispositivos móviles

Esto ha dado pie a que las personas puedan conocer los inmuebles que quieren comprar sin necesidad de salir de casa; sin embargo, esta práctica lleva consigo el riesgo de comprar propiedades que tengan problemas que no son notorios a simple vista.

Es recomendable usar lentes de realidad virtual para no perderse detalles y además pedir al empleado que ayude en el trayecto que grabe el clip de manera horizontal. Además, se deben preferir los recorridos en tiempo real y no los videos, ya que guiar este proceso puede servir para identificar algunos detalles importantes. 

Pide el recorrido completo

Antes de que tu agente inmobiliario inicie el recorrido, pídele que comience a grabar desde la esquina del inmueble para que notes cómo se ve la zona y si hay algún impedimento para la movilidad, la facilidad con la que se puede entrar, qué tan limpio está el lugar, el aspecto de la fachada e inclusive la seguridad con la que cuenta la casa o departamento.

Se minucioso

Además de solicitar que abran las llaves del agua, se debe pedir que apunten la cámara a todos los lugares de la casa, presta atención especialmente de las tuberías, las mangueras, las llaves, el estado de las paredes. Procura pedir que te muestren el techo completo para notar si hay rasgos de humedad o el piso para determinar si está completamente plano.

Las zonas a las que se debe prestar atención son los baños y la cocina, ya que estos puntos son los que mayor humedad guardan y en los que se puede apreciar el paso del tiempo en la vivienda. 

Que se calle

Uno de los aspectos por los que una vivienda no suele venderse está ligado a los ruidos de ambiente que hay en el lugar, por lo que es importante que se pida al asesor inmobiliario que apague cualquier fondo musical que haya dentro de la casa y además solicitarle que guarde silencio durante unos minutos para determinar si hay sonidos que impidan descansar bien en la vivienda. 

Atención a los detalles

Es necesario que durante el recorrido se pida al vendedor que recorra todas las partes de la casa y enfoque aspectos como armario, cuartos y baños para encontrar aspectos que deban ser arreglados a fin de no comprar el lugar y después que tener que gastar aún más en su remodelación. Es indispensable también que se muestren a detalle todas las escaleras y las paredes, ya que dependiendo del tipo de grietas se puede determinar si hay un daño estructural que requiera atención. 

Pide visitas en días complicados

Lo mejor es pedir que el recorrido se haga en días donde las condiciones climáticas sean complicadas, ya sea que se muestre el hogar durante una lluvia extrema o con un calor sofocante, el vendedor no podrá ocultar que haya goteras o que su voz se descomponga cuando haga mucho calor en dicho lugar. 

Pide además que se dirija la cámara a los puntos con más difícil de acceso como detrás de las estufas, inodoros, esquinas en los patios o refrigeradores para que veas si hay rastro de alguna fauna nociva que deba ser controlada. 

Vista aérea

Además de buscar en Google Maps la apreciencia que ha tenido la casa o departamento a través de los años, también es importante pedir al agente inmobiliario que acceda al punto más alto del inmueble y pedirle que grabe hacia los alrededores. Así se puede determinar la limpieza que tienen los vecinos, si hay espacio para colgar ropa, si es fácil pasar de una propiedad a otra e inclusive si la luz del Sol tiene obstáculos para llegar a este punto. 

Sé creativo

Hay situaciones que se pueden escapar en una videollamada, así que encuentra maneras de evitar que se te oculte información. Por ejemplo, si tienes duda con el olor, pide a tu interlocutor que se muestre frente a ti para hacerle unas preguntas. Cuando esté en puntos como el sanitario, pídele que aspire de forma fuerte para saber si el lugar huele mal y pretendía negarlo.

GDM


Compartir