CÚPULA

Arte Emergente, Gaby Lobato (Ciudad de México, 1990)

Su obra camina entre la frontera de la abstracción y la figuración multidisciplinaria

GABY LOBATO. Microhorizonte 02, 2020. De la serie Entre verdes hebras. Scannografía. Foto: cortesía del artista.
Escrito en CULTURA el

Egresada de la Facultad de Artes y Diseño, de la UNAM y del Seminario de Fotografía Contemporánea, del Centro de la Imagen; actualmente cursa la Maestría en Artes Visuales, de la UNAM. En el 2019 realizó la residencia artística Wabi Sabi, en Buenos Aires, y en 2016 fue ganadora del Jackson’s Amateur Prize de Pintura, de Londres. Fue seleccionada en la II Jornada de Videoarte El Escorial, en España; en la XVI Bienal de Fotografía, del Centro de la Imagen y en el Tercer Festival Multidisciplinario de Mujeres en el Arte, en Aguascalientes. Su trabajo ha sido publicado en Cuartoscuro, Yaconic, Femgrafía, Fotoetc, Campo Lat, Black River Magazine y en el podcast de El Rule. 

Como parte fundamental de su obra, Lobato trabaja a partir de la experiencia que produce la recolección de un objeto —ya sea del espacio íntimo o público— y su manipulación. Así, dichos objetos se convierten en una extensión del ser para reflexionar sobre las distintas relaciones entre cuerpo, memoria, espacio, poesía e imagen, como actos catárticos frente a la cámara donde la artista indaga estas correlaciones. Su obra camina entre la frontera de la abstracción y la figuración mediante un acercamiento multidisciplinario.

Actualmente trabaja en el concepto de imagen-texto del teórico estadounidense W. J. T. Mitchell, el cual aplica en las relaciones que surgen entre la poesía y el dibujo para reflexionar en torno a la visualidad como fenómeno sinestésico y háptico.

¿Cómo defines lo que haces?

Mi trabajo es muy procesual, pero la obra que resulta ya sea una fotografía, un dibujo o un objeto, no es solo un registro del proceso, sino que me gusta pensarlo como un detonador para múltiples sensaciones para el espectador. Por lo tanto, durante el proceso, el trabajo que ejecuto es catártico y autobiográfico; el cual poco a poco se va extendiendo a otras direcciones que nacen a partir de la manipulación del material.

¿Dónde encuentras tu inspiración?

Una de mis principales fuentes de inspiración es la poesía, siempre hay algún texto poético en mi trabajo. En mi obra reciente, es la principal fuente de inspiración para reflexionar en torno al cuerpo y los objetos que están a nuestro alrededor y que la mayoría de las veces pasan desapercibidos, pero que son un reflejo del lugar que habitamos y de nosotros mismos.

¿Cómo describirías tu proceso?

Hay dos momentos fundamentales durante mi proceso que se conectan cuando comienzo a trabajar, los cuales también me llevan a una dimensión performática importante. Uno surge de las vivencias cotidianas, de los recuerdos y momentos significativos, mientras el otro nace a partir de las sensaciones que me producen los objetos que reúno o el material con el que trabajo. Mi obra siempre comienza con un impulso autobiográfico que se va transformando y expandiendo fuera de mi, para intentar resonar en quien la mira.

Redacción

PAL