CÚPULA

Cultura, naturaleza y aventura para ciudadanos globales

La belleza única de México recae en su evolución histórica y el choque de culturas

CULTURA

·
TRAZO. Destinos. Foto: cortesía Rotamundos.

La apuesta por el turismo actual, por crear ciudadanos globales, ha inspirado cientos de proyectos que reflejan el compromiso por mejorar las condiciones en las que el turista interactúa con los sitios que visita. México, para el turismo, significa herencia ancestral, diversidad y hospitalidad. Mucha de esa riqueza viene de su historia: las distintas épocas de asentamientos indígenas, colonización, virreinato, independencia y revolución han marcado, en gran medida, la música, la gastronomía, las danzas, la arquitectura, entre muchos otros aspectos visibles en la sociedad. 

La belleza única de México recae en su evolución histórica: desde el maíz, el chocolate y el chile, como base de la alimentación; increíbles civilizaciones como Teotihuacan, Chichén-Itzá, Palenque o Calakmul; los textiles de fibras naturales hechos a mano; el surgimiento de una nueva identidad como resultado del choque de dos culturas, como las artesanías inspiradas en técnicas extranjeras; la introducción de nuevas especies; la arquitectura, y mucho más.

Estos y muchos otros motivos colocan a México en la mira internacional y generan interés turístico que permite crear múltiples formatos y experiencias para disfrutar de toda esa diversidad. La industria del turismo ha permitido el desarrollo de pequeñas y grandes empresas que ofrecen servicios que se ajustan a cada visitante. Con el tiempo, la industria se ha revolucionado y, tras los sucesos del último año, todos se han adaptado a nuevos formatos.

Rotamundos es la primera cadena que conjunta hoteles y experiencias en un solo servicio, enfocado a un turismo cultural que contribuya al enriquecimiento del viajero y al bienestar socioeconómico y ambiental del destino que visita. Con la finalidad de proporcionar a los huéspedes no sólo la opción de tener esa sensación de paz, confort y libertad, sino, además, de sumarse al nuevo deseo generalizado de cargar con menos para vivir más. El enfoque de Rotamundos es crear consciencia de la importancia del ambiente, partiendo de crear vínculos entre el turista y cada sitio y así inspirar un turismo responsable, buscando que estos vínculos sean mejores a largo plazo. Compartir tradiciones de forma respetuosa, crear esa catarsis que sienten los extranjeros cuando se ponen en contacto con sitios tan mágicos como los pueblos ancestrales y reservas naturales. 

La propuesta de Rotamundos cumple con los objetivos establecidos por la Organización Mundial del Turismo: que la industria sea responsable, integradora, sostenible y que contribuya al enriquecimiento y la conservación de la identidad cultural de dicho destino. Con el turismo creativo como bandera, generar experiencias relacionados con la artesanía, el cine, la danza y el baile, el diseño, la fotografía, las lenguas, la literatura, la gastronomía, la pintura, y el teatro, en los Pueblos Mágicos, que se vieron afectados durante la pandemia al ser el turismo su principal fuente de ingreso, con ayuda de programas digitales de estandarización, capacitación, comercialización y las mejores prácticas en turismo.

PARA SABER VIAJAR

  • El turismo cultural busca conocer, comprender y disfrutar un conjunto de rasgos distintivos.
  • Existe una vasta oferta de sitios arqueológicos reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  • A lo largo y ancho del país existen cientos de plazas con su iglesia, quiosco y palacio municipal.

Por Marian Molina

PAL