Carlos Somonte y la importancia de la fotografía fija en el séptimo arte

El retratista de los sets toma su labor para promover un filme como un arte en sí, y lo disfruta como algo personal

Carlos Somonte y la importancia de la fotografía fija en el séptimo arte
Carlos Somonte, fotos fijas de Roma, Alfonso Cuarón, 2018. Fotos: Espectáculos Fílmicos El Coyul.

El cine es el arte de las imágenes en movimiento, por lo que suena contraintuitivo que un set de filmación necesite a alguien que se encargue de elaborar la foto fija. Sin embargo, ésta juega un papel relevante no solamente a la hora de promocionar la película, sino durante la filmación. El fotógrafo que  realiza la foto fija, trabaja de la mano con el script —quien se encarga de mantener la continuidad del guion a la hora del rodaje—, utilizando las fotografías que él captura como referencia para las escenas que están por rodarse. Dichas imágenes y las que se toman para publicidad deben ser elaboradas con un lente similar al que usa el director de fotografía de la película.  

Durante el rodaje, el encargado de realizar la foto fija debe hacer su labor de una manera que no dificulte el proceso, casi pasando desapercibido. Sin embargo, para Carlos Somonte, la fotografía fija en el set de filmación se ha convertido en un arte, sobre todo por su trabajo en el rodaje de Roma, del cineasta Alfonso Cuarón. Somonte es licenciado en Biología por parte la UAM Xochimilco y cuenta con un Posgrado en Fotografía de la PTC en Londres.  Su época en la capital de Reino Unido, a principios de los años 80, coincidió con el movimiento punk británico, el cual ha influenciado mucho de su trabajo como fotógrafo. A lo largo de su trayectoria, ha creado imágenes para diferentes discos de los grupos Caifanes, Maldita Vecindad y Café Tacuba; así como fotografías para el cartel de películas como Y tu mamá también, Nicotina y Besos de azúcar. 

En el caso de Roma, Somonte capturó más de 30 mil imágenes, y de este material salieron muchas de las fotos más icónicas del film, tal como aquella que muestra una familia abrazándose en la playa, la cual se utilizó como el cartel oficial. Lo que fue diferente de este trabajo fue que Cuarón filmó la película de manera cronológica y no le enseñaba el guion a nadie durante el rodaje, por lo que Somonte tuvo que ir descubriendo imágenes a lo largo del proceso de filmación y encontrar, junto con el cineasta, la propuesta adecuada. 

Carlos Somonte, fotos fijas de Roma, Alfonso Cuarón, 2018. Fotos: Espectáculos Fílmicos El Coyul.

Las fotografías fijas que se toman en el set de filmación son lo primero que ve el público a la hora de promover la película, especialmente ahora que se ha puesto de moda filtrar imágenes del rodaje para un público que espera la próxima película de su cineasta favorito. Por eso es importante contar con un fotógrafo de la talla de Carlos Somonte, quien además ha exhibido su obra en exposiciones permanentes en instituciones como el Museo del Palacio de Bellas Artes, el Art Institute of Chicago, The Australian Center for Photography, y recientemente en Los Angeles County Museum of Art, donde expuso las fotografías que tomó durante el rodaje de Roma. 

A través de su trabajo como fotógrafo de foto fija, Somonte ha acertado que su labor para promover el arte es en sí un arte; ya que a pesar de que sea un proyecto comisionado, él afirma que lo disfruta tanto como si fuera algo más personal.

Por Isaac Ritchter

avh 


Compartir