Papalote Museo del Niño: Más de tres mil personas se han sumado a su rescate

El recinto ha recaudado 47 por ciento de los 50 millones de pesos que necesita para seguir subsistiendo

Papalote Museo del Niño: Más de tres mil personas se han sumado a su rescate
EN PELIGRO. El recinto se encuentra en problemas económicos

En sólo dos semanas, Papalote Museo del Niño logró recaudar 47 por ciento de los 50 millones de pesos que busca reunir para subsistir a la crisis en la que lo ha dejado la pandemia. Hasta el momento, las aportaciones, suman 23.6 millones de pesos, de los cuales 44.5 por ciento han sido entregados por empresarios o grandes donadores privados

“La campaña inició el 19 de enero con un llamado a que entre todos podamos evitar el cierre definitivo de las puertas de Papalote. La crisis sanitaria nos obligó a pedir ayuda, es decir, a reconocer públicamente que no podíamos seguir sosteniendo nuestro trabajo sino contábamos con nuevos recursos”, afirmó Dolores Beistegui, directora del museo inaugurado hace 27 años.

Durante una conferencia de prensa, Beistegui expusó tres razones para apoyar la campaña de recaudación.

“Es el primer museo en México dedicado a las niñas y los niños, el único, hasta ahora, en la Ciudad de México; el primer museo que pone en el corazón de su misión aprender divirtiéndose, usando el juego como primer herramienta, el primer museo que evita a vivir experiencias familiares en familia”.

Además, afirmó, tiene “un edificio icónico en la Ciudad de México, en el corazón de nuestra capital, en el Bosque de Chapultepec. Esta pandemia nos ha enseñado que tenemos que cuidar lo que amamos y abrazarlo”. Del 18 de enero al 2 de febrero, más de tres mil personas se han unido a la causa.

La campaña permanece activa en el portal: https://papalote.org.mx/donativos/, donde se pueden hacer aportaciones desde 50 pesos. Beistegui respondió además a los cuestionamientos en torno a la situación legal del museo. Dijo que el museo está conformado por una asociación civil sin fines de lucro y que ocupa un terreno, propiedad en el 90 por ciento del Gobierno de la Ciudad de México, en el Bosque de Chapultepec, a través de la figura conocida como PATR (Permiso Administrativo Temporal Revocable).

“Es un espacio concesionado para la Ciudad de México, desde su inicio, para el fin que se conoce. Los impuestos que nos condonan año con año es el predial, los demás impuestos los pagamos en tiempo y forma”, señaló Beistegui.

La directora lamentó que hasta el momento no ha tenido respuesta de las autoridades culturales del país ni de la ciudad a su llamado de auxilio.

“He tenido diferentes intercambios con Marina Núñez (Subsecretaría de Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura federal), pero todavía al día de hoy no he tenido respuesta, no hay un camino para saber si sí o no, van a poder apoyarnos”. 

Beistegui señaló que tampoco se les ha contemplado para el megaproyecto que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, realiza en el Bosque de Chapultepec. “Nos parece que es un proyecto un poco confuso, con una falta total de transparencia. (…) Si nada más se concentrará en la parte de infraestructura sería de gran beneficio, no nos han consultado y no nos han invitado”.

La directora de Papalote también se refirió al Museo Infantil y Juvenil Yancuic (MIJY), que el Gobierno de la Ciudad de México construye en la alcaldía Iztapalapa. Dijo que se trata de un proyecto que se pactó con la administración capitalina pasada y que se inició con el Consejo Directivo de Papalote Museo del Niño.

“Este es el proyecto que está terminando el Gobierno de la Ciudad, a través de la Secretaría de Obras, celebramos que este proyecto continúe, fue cancelado de manera unilateral en diciembre de 2019 por razones que expuso en su momento la Jefa de gobierno. Se canceló y que bueno que se retomó, pero nos gustaría que se reconozca la autoría del edificio y quién lo hizo posible en su momento”, señaló.

En 2015, se convocó a un concurso abierto de arquitectura de dónde salió el proyecto ganador de los arquitectos Carlos Rodríguez Bernal, Laura Sánchez Peniche, Mara Partida Muñoz y Héctor Mendoza Ramírez. 

“Ese proyecto ejecutivo se desarrolló de acuerdo a lo que se les solicitó en el programa museístico de 19 mil 966 metros cuadrados, con un presupuesto de licitación de obra de 424 millones 956 mil pesos”, afirmó. 

Por Luis Carlos Sánchez


Compartir