Al borde de la desaparición, industria editorial lanza llamado: "Las librerías son esenciales"

Organismos de la industria editorial mexicana lanzaron una carta abierta para manifestar que necesitan abrir o de lo contrario, desaparecerán

Al borde de la desaparición, industria editorial lanza llamado: "Las librerías son esenciales"
Las librerías de segunda mano e independientes también se encuentran en riesgo. Foto: Especial

Al igual que en otras industrias, el sector editorial mexicano, se encuentra en una situación difícil, con señales de alto riesgo en todos sus segmentos y muchas dificultades para mantenerse a flote.

Somos un país donde hacen falta librerías; hoy más que nunca, los libros son esa salvación pues nos ayudan a sobrepasar situaciones como la que nos ha hecho vivir la pandemia. Sin embargo, las librerías están con el agua al cuello, pues la situación económica no da para su subsistencia y en paralelo, el mantenerse cerradas no permite entrada de dinero como normalmente podría suceder.

Las librerías son esenciales

En este sentido, empresarios del sector lanzaron una carta abierta al presidente Andrés Manuel López Obrador, donde se demanda que todas las etapas de la producción del libro sean consideradas esenciales.

A través de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, distintos organismos de la industria manifiestan que muchas editoriales han tenido que hacer recortes de personal. “No hemos podido mantener nuestras plantillas laborales a pesar de los esfuerzos realizados” precisa el comunicado.

Asimismo, solicitan la reapertura inminente de las librerías de la Ciudad de México y del resto del país, ya que se les reconoció como actividad esencial en el Diario Oficial de la Federación el 3 de agosto de 2020.

El organismo ha reportado que en el país existen mil 590 establecimientos dedicados a la venta de libros, de ellos, el 30 por ciento se ubica en la capital. Esta cifra ha disminuido en esta pandemia.

Librerías independientes y segunda mano

Dado que no pertenecen a una cadena editorial, los libreros independientes se han visto gravemente afectados desde que comenzó esta contingencia sanitaria, pues al menos en la capital del país cerró A través del espejo, librería que ofreció ejemplares de libros viejos por más de dos décadas. Agregado a ello, dos sucursales de El Tomo Suelto también han cerrado; habían dado servicio por treinta años.

“Para satisfacer las necesidades de lectura del país es indispensable lograr que la planta productiva en su conjunto se mantenga trabajando. Este es un enorme desafío, pero es necesario que, con todas las precauciones sanitarias, sigan funcionando cada uno de los eslabones de la cadena del libro en México”, concluye el comunicado.

sn


Compartir