Elena Poniatowska, periodista ante todo

A propósito de la reedición de Paseo de la Reforma, la autora dice que su trabajo parte de una plataforma que siempre ha sido considerada inferior

Elena Poniatowska, periodista ante todo
En 1953 inició su carrera en el periodismo, siempre como entrevistadora. Foto: Staff

Antes que cualquier otra cosa, Elena Poniatowska (París, 1932) se piensa como periodista. Su libro "Paseo de la Reforma" (Alfaguara,2021) está cumpliendo 25 años de la primera publicación y su obra incluye otras novelas, pero ella insiste que antes que escritora de ficción, es periodista: “Me gusta mucho pertenecer a ese gremio, en cambio, muchos escritores son muy pavorreales”.  

Por teléfono, Elenita recuerda como su tía, la poeta Pita Amor, le decía: “No te compares con tu tía que es la dueña de la tinta americana; y tu, una pinche periodista”. Ella, afirma, jamás ha pretendido ser otra cosa, aún cuando “nos dicen que no somos grandes autores, nos hacen esperar –los periodistas somos quienes más antesala hacemos en el mundo–,  incluso nos maltratan”. 

A la escritora le cuesta trabajo hablar de lo satisfecha que está con su obra: “Es una pregunta muy difícil, piensa que yo parto de una plataforma considerada inferior, que es la del periodismo, nosotros siempre recogemos lo que dicen los otros”. En “Paseo de la Reforma”, relata una historia de amor ficcionada, pero que presenció: la de Elena Garro, primera esposa de Octavio Paz, y el aristócrata Archibaldo Burns, quien pierde todo por amor. 

A sus 88 años, la escritora lamenta que la vista ya le falla, pero aún así, como todos los periodistas, en las mañanas repasa los periódicos: “No puedes dejar de estar al tanto de las noticias”. Por ahora no quiere hablar más de las mañaneras del Presidente, pero dice que le gusta como gobierna: “Lo sigo desde hace muchísimos años, lo conocí con el pelo negro y siempre me pareció un ser humano excepcional”. 

 

Sobre Elena

  • Emigró a los 10 años a México, junto con su madre y su hermana
  • En 1953 inició su carrera en el periodismo, siempre como entrevistadora 
  • La única persona que se quedó con ganas de entrevistar fue Nelson Mandela

 

lctl


Compartir