CÚPULA

Un museo de ciencias ambientales jalisciense en la Expo 2020 Dubái

La llegada de la Universidad de Guadalajara al encuentro mundial permitió dar a conocer el proyecto museístico

CULTURA

·
PLAN. Render del Museo de Ciencias Ambientales, Centro Cultural Universitario. Universidad de Guadalajara. Cortesía: Eduardo Santana

¡Fue toda una sorpresa! La Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, invitaba a la Universidad de Guadalajara a participar en la Exposición Universal 2020 en Dubái. Me honraban con la primera conferencia magistral del Pabellón de México, que titulé: “Un novedoso museo mexicano de historia natural para afrontar el antropoceno urbano”. Eran muchas las afortunadas coincidencias de la Expo 2020 con nuestro Museo de Ciencias Ambientales. No sólo se discutía en Glasgow (COP26) el cambio climático, sino que la narrativa del museo coincidía plenamente con los objetivos de la Expo: “Conectando mentes, creando el futuro”. Nuestro museo en construcción tiene como misión “comprender la ciudad e inspirar la conservación de la naturaleza que la sustenta”. Con los lemas “confluencias” y “de lo vivo y el futuro” explora de forma interactiva las interrelaciones entre los paisajes urbanos, rurales y silvestres. Mediante el contacto con elementos y fenómenos naturales, contribuye a reducir el “déficit de naturaleza” que sufren los niños y adolescentes urbanitas. Coincidentemente, los tres pabellones temáticos de la Expo —Sustentabilidad, Movilidad y Oportunidad— analizan, mediante exposiciones y con las técnicas museográficas más avanzadas, los problemas ambientales de la humanidad y sus alternativas. Grande fue nuestra sorpresa al descubrir la coincidencia de que las exhibiciones de dos pabellones fueron diseñadas por dos colaboradores nuestros: Alex McCuaig y Tom Hennes, y que, en el tercero, se celebraba la Semana del Desarrollo Urbano y Rural coorganizada por otro asesor del museo, el jalisciense Eduardo López Moreno, director de investigación y desarrollo de capacidades de ONU-HABITAT. Otra casualidad fue que el Pabellón de México, dirigido por Bernardo Noval, se organizó en torno a la flora del país, ya que somos de los cinco primeros lugares del mundo en diversidad de plantas y en producción de flores ornamentales; y en torno a la mariposa monarca. Esta especie muestra un maravilloso comportamiento migratorio que vincula a numerosos países. La migración de mariposas, aves y mamíferos desaparece a causa de la degradación ambiental, pero paradójicamente aumenta para los seres humanos por los desplazamientos forzados, ocasionados por el cambio climático. La narrativa de naturaleza permea, por dentro y por fuera, al pabellón: al interior, Mystika de Pepe Soho sumerge en un hermoso y emotivo mundo de espejos que crean imágenes hasta el infinito, combinando fotografía, animación, cinematografía y sonido.  En el exterior, te recibe una impresionante fachada de rafia bordada a mano, en una instalación floral titulada Tejedoras de lazos. Betsabeé Romero organizó a mujeres artesanas, coincidentemente de Etzatlán, Jalisco, para elaborarlo. Me recordó nuestra instalación en el museo, dirigida por la artista Claudia Rodríguez con los/las tejedoras de El Salto de Juanacatlán y que presentaremos en 2022 en el LAArtShow, California. Consiste en un tejido blanco de rafia que representa la espuma tóxica, que afecta su comunidad, por la contaminación del Río Santiago. México compartió al mundo a Lila Downs, al Ballet Folklórico de Amalia Hernández, a la Sonora Santanera, la danza de Elisa Carrillo, el concierto del tenor Benito Rodríguez y el pianista Ángel Rodríguez en el Cultural Foundation de Abu Dabi; el arribo del Buque Escuela Cuauhtémoc y los días de Yucatán, Estado de México, Oaxaca e Hidalgo. Coincidimos con la exposición Biofilia de María Sada y con la reunión del Consejo Regulador del Tequila de Jalisco. Estas fueron algunas sorpresas. Nuestra presencia nos permitió dar a conocer los proyectos del museo que, con los recortes presupuestales en Jalisco, ya ha generado manifestaciones de apoyo de miembros del IPCC que recibieron el Premio Nobel de la Paz, Premios Tyler y Cosmos, directores de la UICN y del programa MAB-UNESCO, dos becas “genio” MacArthur, premios de literatura en inglés como los Nacional del Libro, John Burroughs, PerkinsMarsh y finalista Pulitzer; y en español, como varios de Bellas Artes, Xavier Villaurrutia y Sor Juana Inés. La Expo nos permitió fortalecer nuestro posicionamiento internacional como proyecto museístico y educativo innovador. ¡Gracias! 

MAGISTRAL. Conferencia “Un novedoso museo mexicano de historia natural para afrontar el antropoceno urbano” en el Pabellón de México en Expo 2020 Dubái. Foto: Luis Carrillo.

Por Eduardo Santana Castellón

PAL