¿Qué es una ANFIBOLOGÍA? y ¿Por qué se considera un VICIO de la lengua?

Te mostramos algunos ejemplos muy divertidos, que te harán querer escribir bien para no caer en ellos, pero si caes, pues ten por seguro que harás sonreír a alguien.

¿Qué es una ANFIBOLOGÍA? y ¿Por qué se considera un VICIO de la lengua?
La anfibología NO es la ciencia que estudia a los anfibios. Foto: Pixabay

La anfibología NO es la ciencia que estudia a los anfibios. La palabra viene del griego 'anfíbolos', que significa duda o ambigüedad.  En realidad también se le llama disemia y es cuando una frase escrita o en el habla, puede tener más de una interpretación. Puede ser intencional o por accidente, pero se trata de un vicio lingüístico.  

Los vicios lingüísticos son todas las formas de construcción o empleo de vocabulario inadecuado que pueden dificultar la interpretación correcta de un mensaje.  Pueden ser escritos o en dicción,  donde se comprenden todos los factores que alteran el flujo normal de la comunicación.

La verdad es que en  este caso, podemos decir que  el orden de los factores sí afecta al producto ¡Y mucho! pues aunque parezca una falla simple o inofensiva, no es lo mismo decir "La perra de mi prima vino a mi casa", que "Mi prima vino con su perra a mi casa".

En la primera frase, se puede entender o mal entender que a la prima se le dice 'Perra' como insulto, en lugar de referirse a la mascota. Es un error bastante común y hasta algo inofensivo, pero una mala lectura o interpretación, puede caer en la ofensa de alguna persona. 

Para que te quede claro, aquí te mostramos algunos ejemplos muy divertidos, que te harán querer escribir bien para no caer en ellos. Pero si caes, no te preocupes, que hasta al mejor cazador se le va la liebre. Sólo procura aprender de tus errores para que cada día te comuniques mejor. 

 

1. Anfibología 'Pinochio'

Aquí el anunciante quiso decir, que vendía una cuna de madera para niños, pero como ordenó mal las palabras, puso esto y tristemente sólo los niños de madera, como Pinocchio podrían disfrutar del mueble. 

Leyenda

2.Anfibología inflamable

En este anuncio, no sólo el orden de las palabras está mal, también la falta de signos de puntuación hace que entendamos que está prohibido fumar gas inflamable. 

3. Anfibología del bosque

En esta ocasión, Jaqueline Rodríguez, seguramente quiso decir, que el departamento que renta, está a 2 cuadras del bosque y sólo tenía un baño. Sin embargo, el orden equivocado de las palabras, nos lleva a entender que el baño está a dos cuadras del bosque. 

4. Anfibología pandémica

De verdad que es más común de lo que piensas y en realidad estos errores pueden llegar a ser muy divertidos. Como aquí, donde el negocio quiso decirle a sus clientes que utilizaran gel antibacterial y se formaran en la fila (o cola, como se le dice en México), pero la disemia o anfibología hace que pensemos que el letrero nos invita a ponernos gel en la cola. 

5. Anfibología del baño

Este vicio del lenguaje  de verdad nos puede confundir mucho, sobre todo cuando se trata de bienes raíces y al igual que en el ejemplo 3, en esta ocasión, se entiende que el baño está a 8 cuadras del centro. Y bueno, pues la imagen se explica sola. 

lctl


Compartir