Movimiento Black Lives Matter llega a los museos en Estados Unidos

Dichas instituciones estaban luchando por la inclusión cuando la pandemia de coronavirus obligó a muchos de ellos a cerrar en marzo

Movimiento Black Lives Matter llega a los museos en Estados Unidos
El 85% de los artistas presentados son blancos, mientras que el 87% son hombres. Foto: Archivo/ Twitter @NGTravelerLatin

A la Tanya Autry, que tenía tan solo 5 años, le encantaba visitar museos locales como el Instituto de Arte de Detroit con su madre. Disfrutaba de los espectáculos, bailes y obras de teatro que veía allí, pero mientras caminaba por sus pasillos, sintió una desconexión.

Había pocas obras de arte de afroamericanos como ella en las obras expuestas, pues al recorrer los pasillos sabía estas obras no representaban sus experiencias o la de sus comunidades, por lo que es necesario tener un cambio.

Autry aseguró que lo que buscan es tener un terreno de neutralidad, "es parte de un sistema de status quo”, dijo Autry, miembro curatorial del Museo de Arte Contemporáneo de Cleveland que ayudó a iniciar una iniciativa llamada Los museos no son neutrales. "Y ese sistema perpetúa la opresión, el racismo, la injusticia y el colonialismo".

Los museos ya estaban luchando con cuestiones de inclusión cuando la pandemia de coronavirus obligó a muchos de ellos a cerrar en marzo. Luego, en mayo, el asesinato policial de George Floyd provocó protestas y pedidos de justicia racial. Empresas de tecnología y cine, bancos, ligas deportivas y otras instituciones comenzaron a hacer cambios como parte de un ajuste de cuentas racial.

Los museos establecen el estándar de lo que es el arte, y este estándar generalmente ha sido decidido por hombres blancos y excluye otros puntos de vista, dijo Mike Murawski, líder de Los museos no son neutrales con sede en Portland.

Entre los 18 principales museos de Estados Unidos, el 85% de los artistas presentados son blancos, mientras que el 87% son hombres, según un estudio de 2019 realizado en Williams College.

Los museos no son neutrales pide un cambio estructural, incluidas las prácticas de contratación de los museos, la composición de sus juntas y sus asociaciones. Dicen que los museos también deberían devolver los artefactos africanos saqueados y otros artículos robados de comunidades marginadas y países ex colonizados.

Otras iniciativas incluyen #DismantleNOMA, que espera reformar el entorno laboral y el liderazgo del Museo de Arte de Nueva Orleans. Comenzó después de que cinco ex empleados de NOMA firmaron una carta abierta este año alegando que el museo permitió el uso de insultos raciales.

La representación insuficiente de artistas negros y las disparidades salariales para los trabajadores negros, que reciben llamados a la acción no son nuevos, se remontan al menos a la década de 1960, cuando los activistas de derechos civiles se opusieron al racismo en los museos y otras instituciones.

Murawski asumió la causa en 2014, cuando dos mujeres negras, Aleia Brown y Adrianne Russell, lanzaron #MuseumsRespondToFerguson después de que Michael Brown, un negro de 18 años, fuera asesinado a tiros por un oficial de policía blanco de Ferguson, Missouri.

Otros grupos de acción social incluyen Museum Workers Speak y MASS Action

Algunos museos están tomando medidas para reconocer el racismo dentro de sus muros. El Instituto de Arte de Chicago, el Museo Getty, el Museo de Arte Moderno y muchos otros emitieron declaraciones de solidaridad tras la muerte de Floyd. Algunos ofrecieron capacitación sobre inclusión del personal y emitieron diversos objetivos de programación.

La American Alliance of Museums, una organización sin fines de lucro, continúa una iniciativa de 2019 para mejorar la diversidad en las juntas de los museos, ofrecer capacitación sobre equidad y evaluar las estructuras de gobierno de 50 museos.

La asistencia a los museos continúa inclinándose hacia los blancos y los ricos, las mismas comunidades se reflejan desproporcionadamente en sus paredes y en los tableros de los museos.

La AAM descubrió que en 2008, el 79% de los visitantes a los museos eran blancos, y ese porcentaje estaba creciendo. Un estudio de 2010 del grupo predijo que, si la tendencia continuaba, las personas de color representarían solo el 9% de los visitantes principales de los museos para 2033.

La educadora y escritora Gretchen Jennings, que ha trabajado en museos y educación en museos durante más de 30 años, dijo que los administradores han evadido en gran medida las reformas sistémicas.

Autry dijo que muchos museos todavía adoptan la narrativa de que son apolíticos o representan una perspectiva neutral. Al proponer programas sobre justicia racial, dijo, a menudo se ha enfrentado a desafíos de colegas blancos que dicen que sus planes eran demasiado políticos.

Al intentar mejorar recientemente, los museos han cometido errores. Por ejemplo, el director del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, Max Hollein, se disculpó con el artista negro Glenn Ligon este verano después de usar su arte sin permiso en una carta que aborda la respuesta del museo a las protestas de injusticia racial. 

Ariana Curtis, curadora de estudios latinx en el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana, dijo que su experiencia ha sido diferente a la de muchos curadores que trabajan en espacios en blanco. Curtis comenzó su carrera en el Museo Comunitario de Anacostia, que se inauguró en 1967 como parte del movimiento de museos negros.

Por: AP


Compartir