Complejo Cultural Los Pinos, así ha sido su radical cambio desde que abrió sus puertas al público

Hasta marzo pasado, 15 mil 353 personas han disfrutado de los conciertos en el recinto

Complejo Cultural Los Pinos, así ha sido su radical cambio desde que abrió sus puertas al público
El Complejo Cultural Los Pinos abrió sus puertas el 1 de diciembre de 2018. Foto: El Heraldo de México

Desde que llegó Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República Mexicana la residencia oficial Los Pinos, que dio albergue a los mandatarios desde 1934 hasta noviembre de 2018, dio un giro de 180 grados tras convertirse en un Complejo Cultural para generar un ambiente de inclusión y equidad, donde se reconoce la diversidad del país, la identidad y dignidad de las personas, la libertad creativa y la igualdad de género.

El Complejo Cultural Los Pinos abrió sus puertas el 1 de diciembre de 2018 y desde entonces ha recibido a 3.5 millones de visitantes, quienes han podido disfrutar de 2 mil 181 actividades artísticas y culturales gratuitas y aptas para todos los públicos. 

Hasta marzo pasado, 15 mil 353 personas han disfrutado de los conciertos y recitales que, de manera presencial, o a través de la plataforma Contigo en la distancia, de la Secretaría de Cultura, han sonado desde Los Pinos.

Los Pinos y el COVID-19

Ante la suspensión de actividades presenciales con motivo de la emergencia sanitaria por COVID-19, el Complejo Cultural Los Pinos desarrolló una programación cultural diversa que se enmarcó en la campaña “Contigo en la distancia”.

En cuanto a las acciones, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Mexicano del Seguro Social unieron sus esfuerzos para habilitar diversos espacios del Complejo como residencia temporal para el personal médico que atiende el nuevo coronavirus en los hospitales La Raza, Siglo XXI y General de Zona de Tlatelolco.

Del 4 de mayo al 31 de agosto las y los trabajadores de la salud habitaron los espacios de la casa Miguel Alemán, además de las cabañas dos y tres, que solían ser dormitorios del Estado Mayor Presidencial; el Molino del Rey, el helipuerto y la cancha de fútbol, que fueron adecuados como espacios de descanso, esparcimiento y alimentación para 94 médicas, médicos, enfermeras y enfermeros.

 


Compartir