ONU

Sismos, fuertes lluvias e inundaciones están relacionados, así explica la ONU el vínculo entre catástrofes

Hay relaciones tan directas como conexiones diferentes en la forma en que un desastre impacta en otro, como en el caso de la pandemia por Covid-19

TENDENCIAS

·
De acuerdo con la ONU, todos los desastres están interconectados, aunque ocurran a kilómetros de distancia. Foto: Pixabay

Aunque los terremotos, huracanes, olas de calor e incendios se registren a kilómetros de distancia entre ellos, los desastres que ocurren en todo el mundo están interconectados. A pesar de estar en zonas alejadas del planeta, la Organización de las Naciones Unidas reveló que hay una relación entre todas las catástrofes naturales que han impactado al mundo, especialmente durante los últimos años. 

La información fue recuperada por Excélsior, medio que tiene acceso al reporte de Riesgos de desastres interconectados 2020/2021, documento presentado en Bonn, Alemania. Según lo citado por el diario, los eventos ya registrados podrían conducir a futuros desastres o empeorar los existentes, lo que representa un riesgo para la biodiversidad y la equidad a nivel internacional, pues la pobreza sería uno de los factores que se elevarían. 

Los incendios en la Amazonia formaron parte del análisis. Foto: Twitter @Peru_Noticias

¿Cómo se interconectan los desastres?

Uno de los autores del estudio, Jack O'Connor, estableció que es fundamental conocer la manera en la que interactúan las catástrofes, pues hay relaciones tan directas como conexiones diferentes en la forma en que un desastre impacta en otro, como en el caso de la pandemia por Covid-19. La enfermedad ocasionada por el virus SARS-CoV-2, entre otras cosas, fue un impedimento para que las personas damnificadas por el ciclón de Amphan en Bangladesh recibieran el apoyo y los cuidados necesarios. 

Bajo esta lógica, O'Connor aseguró que la pandemia fue un impedimento para que la población acudiera a los refugios, hubo estrés financiero y, como consecuencia, graves afectaciones a las estructuras de salud, agua y transporte. La interconectividad, como se ha nombrado a este fenómeno, se basa en que cada evento desastroso en el pasado afecta considerablemente la manera en la que se desarrolla el futuro. 

La pandemia por Covid-19 afectó considerablemente a todas las personas en el mundo. Foto: Cuartoscuro

¿Cuáles fueron los parámetros de estudio?

A lo largo de las 125 páginas que conforman el documento, el Instituto de Medio Ambiente y Seguridad Humana de la Universidad de Naciones Unidas analizó 10 fenómenos o catástrofes: los incendios en la Amazonia, la ola de calor en el Ártico, la explosión en Beirut de agosto de 2020, inundaciones en Vietnam, la extinción de pez espátula chino, la pandemia por Covid-19, el ciclón Amphan, una plaga de langostas, el blanqueamiento de la Gran Barrera de Coral y la ola de frío en Texas.

El autor del estudio aseguró que muchos de estos eventos comparten las mismas características, como en el caso del cambio climático. Aunque sean presentados como casos aislados, los sucesos antes citados representaron una afectación específica en determinadas zonas del mundo, pero la sociedad está interconectada. Bajo esta misma línea, la ONU aseguró que no hay fronteras suficientes que puedan evitar esta situación. 

La Helada en Texas también fue considerada. Foto: Twitter @TReporta

Riesgos compartidos

De acuerdo con la ONU, mientras más interconectadas estén las personas, más riesgos compartirán, como en el caso de la pérdida de biodiversidad. A partir de esta idea, el especialista consideró razonable esperar que las pandemias o enfermedades virales se incrementen en el futuro; además, se ha generado un consenso respecto a que los desastres serán peores, más frecuentes y en lugares poco comunes, por lo que serán cada vez más difíciles de predecir

Por ello, la ONU convocó a los países miembros a buscar soluciones integrales que reduzcan el riesgo y los impactos, así como a mejorar su relación con la naturaleza, pues durante los últimos años el deterioro ambiental y la destrucción del ambiente han ocasionado grandes catástrofes que, aunque no se pudieron evitar, pudieron haberse controlado de mejor manera. Ajustar el comportamiento a nivel individual también fue una de las recomendaciones.